El Peso, sin fuerza, retrocede 0.25%
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El Peso, sin fuerza, retrocede 0.25%

COMPARTIR

···
menu-trigger
Economía

El Peso, sin fuerza, retrocede 0.25%

bullet

23/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Esteban Rojas H
 
A mitad de semana, los participantes del mercado cambiario nacional entraron dentro de un compás de espera y no movieron significativamente sus posiciones en pesos.
 
El denominado dólar spot cerró el miércoles en 12.6788 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un retroceso de 3.15 centavos, equivalente a 0.25%.
 
El ánimo de los participantes se vio mejorado, aunque con ciertas reservas, por el anuncio de que la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó una extensión de la capacidad de endeudamiento hasta el 19 de mayo, faltando el visto bueno por parte del Senado.
 
Dentro de lo destacado de la jornada, se encontró el hecho de que el economista del Fondo Monetario Internacional, Olivier Blanchard, minimizó las preocupaciones de que las políticas monetarias expansivas, aplicadas por algunos bancos centrales de naciones desarrolladaspuedan derivar en una guerra de divisas y monedas.
 
Sin embargo, sus declaraciones van en contra de la realidad de algunos países. Por ejemplo, en el continente asiático, las alertas se han prendido por la creciente debilidad del yen y sus implicaciones sobre la competitividad de sus sectores exportadores.
 
En tanto que en América Latina, naciones como Chile muestran su preocupación por la fortaleza de su moneda.
 
En el presente año, existe el riesgo de que naciones como Estados Unidos y Japón, puedan inducir un comportamiento débil de sus respectivas divisas. Este tema, incluso, podría ser discutido en la próxima reunión del G-20, el cual se reunirá a mediados de febrero.
 
Los flujos de capital pueden ser un factor desequilibrante que lleve a algunas divisas a alejarse de sus fundamentales internos. En el caso de nuestro país, los flujos de capitales continúan fluyendo al mercado de deuda gubernamental, aunque es posible que puedan moderara su ritmo de crecimiento.
 
No obstante, dichos capitales ejercerán todavía una presión significativa de apreciación sobre el peso. Por ello, habría que tener cuidado, en que una moneda fuerte no refuerce a los factores que tienden a debilitar al crecimiento económico de nuestro país.
 
De acuerdo a la última estimación del Fondo Monetario Internacional (FMI), México crecerá solamente 3.5% en el presente año, por debajo del estimado del 3.8% del 2012.