El peso, sin alicientes, inicia semana plano
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El peso, sin alicientes, inicia semana plano

COMPARTIR

···
Economía

El peso, sin alicientes, inicia semana plano

18/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Esteban Rojas H
 
En una jornada de bajo volumen por la ausencia de algunos extranjeros, debido al feriado del Día del Presidente en los Estados Unidos, el peso no mostró cambios significativos, ignorando datos económicos débiles reportados en México y la postura del G20 en torno a las devaluaciones competitivas.
 
El dólar siguió por debajo de la barrera de los 12.70 unidades, al cerrar el lunes en 12.69 unidades a la venta, de acuerdo con cifras publicadas por el Banco de México. En el día, el peso perdió un marginal 0.02%.
 
La moneda nacional interrumpió 4 sesiones consecutivas de avance, en donde había acumulado una apreciación de 0.53%.
 
Los participantes del mercado cambiario nacional en poco modificaron sus posiciones de riesgo, como resultado de la declaración del fin de semana del G20.
 
El influyente grupo de naciones, llegó a la conclusión de que no se debería de promover la utilización de las paridades cambiarias, con el propósito de estimulara a sus sectores exportadores. Con ello, se pretendió minimizar algo que en la práctica ha ocurrido, con algunos altibajos, desde la pasada crisis inmobiliaria.
 
En la declaración del G20, también sobresalió la no mención de la política cambiaria seguida por Japón. Esta postura, alentó las apuestas en contra del yen. La divisa de la ahora tercera economía del mundo, siguió perdiendo terreno frente al dólar, al poner a prueba la barrera de 94.0 unidades en operaciones intradía, la cual finalmente respeto al final de la jornada.
 
En la reunión del G20 destacó la poca actividad de algunas naciones emergentes, que han manifestado en otras ocasiones, su descontento con las políticas monetarias expansionistas de algunos bancos centrales de países desarrollados, debido a sus efectos nocivos sobre la apreciación de sus monedas.
 
Es un hecho que naciones como Estados Unidos, Japón y las integrantes de la zona euro, seguirán aplicando políticas expansivas sin importar sus efectos sobre las paridades cambiarias, que al final también les benefician.
 
En lo interno, los indicadores dados a conocer al inicio de la semana no debían de favorecer un proceso mucho más fuerte de apreciación del peso. La actividad económica en México creció 3.2 % a tasa anual en el cuarto trimestre, pero la actividad más ligada al sector exportador, las actividades secundaria, aumentaron un anémico 1.8% en dicho periodo.
 
En tanto que en diciembre pasado, el IGAE, una especie de PIB mensual, presentó un pobre desempeño de 1.4% a tasa anual. En tanto que las actividades secundaria cayeron inesperadamente 1.1%.