El peso, con frío inicio de semana, pierde 0.21%
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El peso, con frío inicio de semana, pierde 0.21%

COMPARTIR

···
menu-trigger
Economía

El peso, con frío inicio de semana, pierde 0.21%

bullet

21/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Esteban Rojas H
 
En una sesión de bajo volumen, debido a la ausencia de algunos participantes extranjeros por el feriado en los Estados Unidos, el peso hiló su segunda caída, empujado todavía por la posibilidad de un giro en la política monetaria en México.
 
En operaciones de mayoreo, el dólar siguió ganando terreno al cerrar el lunes en 12.6925 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un retroceso de 2.65 centavos, equivalente a 0.215%.
 
La moneda nacional ha acumulado, en dos jornadas consecutivas, una caída de 1.02%.
 
La extensión de la toma de utilidades, observada el lunes, se puede decir que  fue poca significativa debido a que se dio dentro de un contexto de una baja operación.
 
Al carecer del referente de los mercados en los Estados Unidos, el comportamiento del tipo de cambio siguió siendo determinando por la asimilación de los participantes de una eventual baja en la tasa de referencia del Banco de México, lo que de ocurrir, le quitaría algo de competitividad a las inversiones en pesos.
 
En el corto plazo, el tipo de cambio presenta una resistencia en 12.82 y un soporte en 12.55 pesos.
 
Las posibilidades de que se dé un cambio en la política monetaria en nuestro país pueden ir creciendo, debido a que las presiones inflacionarias probablemente se mantengan con un bajo perfil, en tanto que la debilidad en la economía puede profundizarse.
 
La expectativa de menores tasas de interés también puede contribuir a modular la entrada de capitales especulativos al mercado de deuda gubernamental, lo que disminuiría el riesgo de generar distorsiones en el tipo de cambio del peso con el dólar.
 
En el plano internacional, el yen retrocedió frente al dólar, al inicio de la semana, a la espera de evaluar las medidas que se estima pueda anunciar el Banco Central de Japón en su reunión del martes.
 
La moneda nipona, cerró por debajo de la barrera de 90.0 unidades, aunque es probable que después de una sana toma de utilidades pueda enfilarse, de nueva cuenta, hacia una resistencia clave de 95.0 yenes por dólar.
 
Japón, a diferencia de la zona euro, se encuentra dentro de un proceso de aplicar una política económica expansiva, en donde se pretende revalorizar el papel  sector externo como un motor del crecimiento económico. Para ello, al parecer desempeña un papel estratégico la existencia de una divisa débil.