El peso cierra su peor semana del año
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El peso cierra su peor semana del año

COMPARTIR

···
Economía

El peso cierra su peor semana del año

08/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Esteban Rojas H
 
En la jornada del viernes, prevaleció un cauto optimismo que impulsó una moderada recuperación del peso, aunque no fue suficiente para evitar un balance semanal negativo.
 
El dólar, en operaciones de mayoreo, hiló su tercera sesión consecutiva por arriba de la barrera de 12.70, al cerrar en 12.7279 unidades a la venta, de acuerdo a cifras reportadas por el Banco de México. En el día, el peso avanzó 2.0 centavos, equivalente a 0.16%.
 
La moneda nacional acumuló una pérdida de 0.93%, durante el periodo del 5 al 8 de febrero, cifra que constituye su mayor caída desde la semana terminada el 20 de diciembre del 2012.
 
Sin embargo, a pesar del balance negativo en la semana no rompió ningún parámetro clave.
 
Cabe recordar que el tipo de cambio presenta un soporte en 12.55 y una resistencia en 12.80 pesos.
 
En lo internacional, el dólar encontró algo de apoyo en la publicación de cifras del comercio exterior en los Estados Unidos.
 
El déficit comercial estadounidense se ubicó en 38,500 millones de dólares durante el pasado diciembre, el menor en casi tres años y por debajo de lo esperado por el mercado. Dicho comportamiento es una buena notica para el dólar y podría implicar una revisión al alza en las cifras de crecimiento económico reportadas para el cuarto trimestre del 2012.
 
En tanto que en el Viejo Continente, el euro no pudo contar con el suficiente apoyo derivado del acuerdo del presupuesto de la Unión Europea  para el periodo 2014-2020. La cotización de la divisa comunitaria estuvo oscilando alrededor de 1.335 unidades el viernes, por debajo de lo observado en la jornada anterior.
 
En cuanto a la divisa de Japón, el yen, logró ganar algo de terreno, como respuesta la declaración del ministro de finanzas japonés entorno a que la reciente baja de la divisa había sido excesiva y muy rápida.
 
Dicha declaración y la el surgimiento de algunas posturas encontradas en torno a la política monetaria en la ahora tercera economía del mundo, contribuyen a generar dudas en cuanto a la estrategia que seguirá el próximo gobernador del Banco de Japón, con respecto a la política de estímulos a la economía.
 
Sin embargo, la postura del ministro de finanzas del Japón puede estar obedeciendo más a una estrategia encaminada a evitar fuertes críticas al interior de la próxima reunión del G20.