El peso avanza 0.23%, en medio de guerra de divisas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El peso avanza 0.23%, en medio de guerra de divisas

COMPARTIR

···
Economía

El peso avanza 0.23%, en medio de guerra de divisas

12/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Esteban Rojas H.
 
Los participantes del mercado cambiario nacional se inclinaron moderadamente por ampliar sus posiciones a favor del peso, en medio de un contexto internacional caracterizado por recurrentes declaraciones en torno a la existencia o no de una guerra de divisas.
 
El denominado dólar spot retrocedió el martes al cerrar en 12.7262 unidades a la venta, de acuerdo a cifras reportadas por el Banco de México (Banxico). En el día, el peso ganó 2.89 centavos, equivalente a 0.23%.
 
El billete verde lleva 5 días consolidando por arriba de la barrera de 12.70 unidades, a la espera de noticias que le puedan dar una dirección más definida.
 
El martes no se dieron a conocer cifras económicas importantes, por lo que la atención de los participantes de los mercados se centró en la preocupación por las declaraciones en torno a una guerra de divisas.
 
En lo general, las diferentes posturas se centraron en minimizar la posibilidad de que se encuentre dentro de un proceso de las denominadas devaluaciones competitivas, tendientes a hacer más atractivos a los sectores exportadores. Sin embargo, hay que considerar que, como dice el viejo dicho, cuando el rio suena es que agua lleva.
 
En este contexto, sobresalió la declaración del denominado G7, compuesto por la naciones más desarrolladlas, en el sentido de que la aplicación de políticas monetarias expansivas no perseguían directamente debilitar a las divisas.
 
La explicación del G7 no cambia una realidad que ya sea provocada intencionalmente o como efecto colateral, genera situaciones indeseables en la correlación entre los tipo de cambio para algunas otras naciones no solamente emergentes, sino también desarrolladas.
 
La postura del G7, viene a corroborar la amplia diferencia que existe, sobre todo, con la sostenida por algunas naciones emergentes, que se han mostrado preocupadas por la creciente fuerza de sus monedas y la pérdida de competitividad de su sector exportador.
 
El tema cambiario seguramente será retomado en la reunión del influyente G20, programado para el viernes y el sábado en Rusia.
 
En el ojo del huracán estará la creciente debilidad del yen y en menor medida el comportamiento del dólar.
 
En el frente europeo se podría manifestar algunas divisiones con respecto al comportamiento del euro. De un lado se podría encontrar Alemania, al sentirse cómoda con la evolución de la divisa única y, del otro, países encabezados por Francia, los cuales han mostrado cierta aversión para contar con una moneda de creciente fortaleza.