Economía

El factoraje se populariza entre grandes firmas

Dicha modalidad de financiamiento, en el que una empresa vende sus facturas por cobrar a un tercero, está ganando popularidad, no solo entre Pymes sino también entre compañías grandes y hasta de corte multinacional.

Ante una banca comercial restrictiva para financiar, las empresas en México, mortificadas por la pandemia y la nula decisión gubernamental para apoyarlas, están viendo en el factoraje una alternativa para sobrevivir, afirmaron especialistas del sector.

Dicha modalidad de financiamiento, en el que una empresa vende sus facturas por cobrar a un tercero, está ganando popularidad, no solo entre la pequeña y mediana empresa (Pymes) sino también entre compañías grandes y hasta de corte multinacional, lo que ha provocado un crecimiento de triple dígito, de acuerdo con empresas de factoraje.

Edmundo Montaño, director general de Drip Capital, describió que antes de la crisis sanitaria se necesitaba una mayor inclusión financiera para las empresas formales nacionales, un problema que siempre ha existido, pero después de convivir con las secuelas económicas del COVID-19, muchas cámaras de comercio y asociaciones comenzaron a recomendar a sus afiliados buscar alternativas de factoraje para mantener la liquidez y capitalizarse.


"Decidimos abrir las puertas y vimos un aumento de un 300 por ciento en la solicitud de factoraje respecto a 2019. Nuestro balance creció 50 por ciento, debido a que empezamos a trabajar con empresas más pequeñas, con ventas de entre uno y dos millones de pesos al año", reveló.

Sin embargo, señaló que de igual forma, "se incrementó el número de empresas que facturan más de mil millones de pesos al año, y que en el 2019 tenían buena relación con los bancos y muy buen acceso de capital, no requerían del factoraje; pero ahora ya se están acercando con nosotros", precisó Montaño.

El directivo reveló que desde el 2019 se registró un crecimiento acelerado y, para el 2020, metieron más el acelerador para financiar facturas.

Para Claudio Kandel, director de DiSí Operaciones, la cuesta arriba para las Pymes es muy empinada y el factoraje les ha proporcionado liquidez.


El factoraje electrónico, en comparación con la contratación de un crédito convencional, registró un crecimiento para DíSí de un 100 por ciento en 2020, toda vez que observa un panorama complicado, donde la pandemia no es el único problema para las Pymes.

"Cuando uno está con las Mipymes se enfrenta a muchos temas: inseguridad, extorsión, la economía informal, un grado de afectación grave. No es lo mismo una empresa que tiene que pagar 30 o 35 por ciento de ISR, más impuestos sobre nómina, que una empresa que no lleva esa carga fiscal", señaló el experto.