Cae PIB y ven debilidad
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cae PIB y ven debilidad

COMPARTIR

···
menu-trigger

Cae PIB y ven debilidad

bulletEl Producto Interno Bruto de México registró su primera baja anual desde 2009, de acuerdo con la estimación oportuna del Inegi, mientras que para 2020, los economistas estiman un panorama desfavorable.

Diego Caso Cristian Téllez
30/01/2020
Actualización 31/01/2020 - 12:02
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Producto Interno Bruto (PIB) de México se contrajo 0.1 por ciento en 2019 con base en cifras desestacionalizadas, de acuerdo con la estimación oportuna del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicada este jueves.

El dato representó la primera contracción desde 2009, cuando el PIB cayó 5.3 por ciento en el contexto de la crisis económica.

La cifra está en línea con lo esperado por la mayoría de analistas de bancos.

El -0.1 por ciento que informó el Inegi coincide con el pronóstico del Banco de México (Banxico), quien en noviembre revisó a la baja su previsión y la colocó en un rango de entre -0.2 por ciento y 0.2 por ciento.

Solo en el cuarto trimestre, la economía del país se contrajo 0.3 por ciento, la caída más fuerte de 2019. En el primero el dato fue de 0.0 por ciento, en el segundo avanzó 0.1, y en el tercero cayó 0.2

Desglosada la actividad económica por rubro, en el cuarto trimestre las primarias (agricultura, ganadería, etc.) avanzaron 1.9 por ciento anual, en tanto que las secundarias (industria) cayeron 1.5 por ciento. Las terciarias (servicios), principal motor de la economía mexicana, subieron 0.1 por ciento.

“El factor más importante para explicar el resultado negativo del 2019 es la caída de la inversión productiva, que hasta el mes de octubre (último dato disponible) tuvo una caída promedio de 5.2 por ciento.

“Otro de los factores que incidió de manera negativa en el desempeño económico es el gasto público. De acuerdo con la Secretaría de Hacienda, hasta el mes de noviembre el gasto total del sector público tuvo una caída real de 1.8 por ciento”, escribió en su columna del pasado lunes Enrique Quintana, Vicepresidente y Director Editorial de El Financiero.

El miércoles, el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó el ‘Gabinete para el Crecimiento Económico’, que estará coordinado por Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia.

La tarea de este grupo de trabajo es el fomento a las inversiones y el crecimiento de la economía del país, detalló el mandatario

"Hay condiciones favorables: finanzas sanas, peso fuerte, baja inflación, inversión extranjera, T-MEC y lo más importante, honestidad, paz y gobernabilidad", añadió el presidente en su cuenta de Twitter.

Las cifras revisadas del Inegi se publicarán el próximo 25 de febrero.

Comparado con el periodo inmediato anterior, el PIB no tuvo variación (0.0 por ciento) en el cuarto trimestre.

En el periodo anterior también se registró un 0.0 por ciento. En los dos primeros trimestres se reportó una contracción de 0.1 por ciento.

Por actividades, las primarias cayeron 0.9 por ciento en el periodo de octubre a diciembre del año pasado, las secundarias cayeron 1 por ciento, y las terciarias subieron 0.3 por ciento.

Los pronósticos para este año no son favorables, ya que los analistas prevén que la actividad económica registrará una débil recuperación.

En las cifras ajustadas por estacionalidad, al cierre del año anterior, en el cuarto trimestre, la actividad económica en México registró un mayor deterioro, ya que presentó una baja de 0.28 por ciento anual, y este fue su mayor retroceso desde 2009.

Esto, ante un descenso de mayor magnitud en la industria, que pasó de 1.47 en el tercer trimestre, a 1.53 en el cuarto trimestre.

También fue, en menor medida, por un bajo dinamismo en el sector agropecuario, que pasó de un avance de 5.37 a 1.91 por ciento.

Por su parte, el sector servicios reportó un avance de apenas 0.12 por ciento en el último cuarto del 2019, ligeramente por arriba del 0.11 por ciento del trimestre previo.

Los pronósticos para este año no son favorables, ya que los analistas prevén que la actividad económica registrará una débil recuperación.

Poca inversión pública, disminución en la confianza de los inversionistas y la debilidad externa, fueron los factores que debilitaron el crecimiento el año pasado.

“El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) fue modesto en los últimos años y totalmente decepcionante en 2019”, señaló Alberto Ramos, economista para América Latina de Goldman Sachs.

Marco Oviedo, economista en jefe para América Latina de Barclays, indicó a El Financiero que para este año la economía registrará un lento crecimiento.

Esto, debido a que no se ve una detonación en la inversión pública y tampoco hay un cambio en la confianza del sector privado. Señaló que habrá una recuperación en la demanda externa, lo que será el motor del crecimiento económico, y para el año estima un avance del PIB de 0.6 por ciento.

El Grupo Financiero Banorte recortó en este mes su pronóstico de crecimiento para el presente año, de 1.4 por ciento a 0.8 por ciento.

Delia Paredes, economista de Banorte, indicó que la economía está atravesando por una fuerte desaceleración. "Los últimos datos han sido más débiles de lo que esperábamos", destacó la especialista, según una nota de Bloomberg.

Banco Base espera una recuperación gradual, a una tasa de entre 0.2 y 0.7 por ciento para el presente año, pero para que se materialice “es necesario que se observe una recuperación en la confianza de los inversionistas, que se recupere el gasto en inversión pública y que las exportaciones gradualmente recobren el dinamismo de años previos”, dijo Gabriela Siller, directora de análisis de la institución.

“La economía mexicana se mantiene débil, en un entorno donde prevalece un sesgo negativo”, indicaron analistas de Scotiabank, y señalaron que mantienen su previsión de 1 por ciento para este año.

Alberto Ramos indicó que la política monetaria restrictiva, las condiciones crediticias, la desaceleración en el empleo, y la persistente incertidumbre van a seguir pesando sobre el consumo. Además, las perspectivas para el gasto en inversión siguen siendo mediocres.

Gerardo Esquivel, subgobernador del Banco de México, escribió en su cuenta de Twitter que la economía lleva siete trimestres estancada, y se debe al contexto global, al inicio de administración, algunas decisiones del gobierno y a la política monetaria restrictiva.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, indicó que si bien no hay crecimiento económico, están cambiando los parámetros para medir el bienestar en México. “Puede ser que no se tenga crecimiento, pero hay desarrollo y hay bienestar, que son distintos”, dijo.

Marco Oviedo señaló que el desempeño negativo de la economía durante el año anterior estuvo sujeto a varios golpes, que tuvieron que ver con el retroceso en la inversión pública, principalmente por el cambio de gobierno y la cancelación del aeropuerto.

Mencionó que otro factor tuvo que ver con la pérdida de confianza del sector privado, ante el cambio en la política energética y la cancelación de obras públicas, y un tercer golpe provino de la debilidad externa, ante un menor dinamismo en la industria manufacturera en Estados Unidos.

Este jueves, el gobierno estadounidense informó que el PIB de ese país se moderó en 2019, a 2.3 por ciento, desde un 2.9 por ciento en 2018. En el cuarto trimestre avanzó 2.1 por ciento, similar al trimestre previo.