Deuda mexicana, entre las 'favoritas' del fondo soberano de Noruega
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Deuda mexicana, entre las 'favoritas' del fondo soberano de Noruega

COMPARTIR

···
menu-trigger

Deuda mexicana, entre las 'favoritas' del fondo soberano de Noruega

bulletEntre los papeles gubernamentales que posee el fondo noruego, la deuda mexicana se encuentra en la octava posición entre los papeles gubernamentales.

Rubén Rivera
24/12/2019
Este fondo tiene un valor de mercado ligeramente por encima del billón de dólares.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La deuda mexicana se encuentra en la octava posición entre los papeles gubernamentales que posee el enorme fondo soberano de Noruega (NBIM por sus siglas en inglés).

Este fondo, de los más grandes en su tipo, tiene un valor de mercado ligeramente por encima del billón de dólares

Los recursos que están distribuidos en deuda mexicana alcanzan los 5 mil 700 millones de dólares, en papeles de 12 emisores nacionales.

Entre los activos mexicanos, los bonos gubernamentales tienen el mayor peso entre estos emisores y alcanzan el 85 por ciento de sus tenencias; otra parte de los recursos está en empresas productivas del Estado como Comisión Federal de Electricidad (CFE), Petróleos Mexicanos (Pemex), así como en el Fideicomiso del Aeropuerto de México, con recursos que no sobrepasan los 420 millones de dólares, mientras que el resto está en deuda de ocho emisores que cotizan en bolsa.

“Las inversiones de renta fija del NBIM están fuertemente ponderadas en deuda pública altamente calificada, como bonos del Tesoro de Estados Unidos, bonos alemanes y japoneses. Debido a la reciente y actual tasa negativa europea y al entorno global de bajas tasas, los rendimientos de estos bonos son muy bajos, por lo que la deuda del gobierno de México ofrece una oportunidad para invertir en deuda de mercados emergentes con grado de inversión”, explicó Russell Duke, director general de National Standard.

“Los bonos de México son la deuda de mayor rendimiento que tiene el fondo dentro de la clase de activos de deuda del gobierno”, agregó el entrevistado.

Además, se percibe que México tiene riesgos políticos razonablemente bajos para los inversores institucionales.

Un ejemplo es comparar el bono a 10 años en Italia y México. El gobierno de Italia está calificado por Moody’s en Baa3, mientras que México tiene una calificación A3. El rendimiento del bono o italiano es 1.44 por ciento y el de México es de 6.93 por ciento.