Deuda de economías en desarrollo alcanzó cifra récord de 55 mil mdd en 2018
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Deuda de economías en desarrollo alcanzó cifra récord de 55 mil mdd en 2018

COMPARTIR

···
menu-trigger

Deuda de economías en desarrollo alcanzó cifra récord de 55 mil mdd en 2018

bulletEl incremento de deuda es el más grande, rápido y generalizado en casi cinco décadas, según un nuevo estudio del Grupo Banco Mundial.

Leticia Hernández
19/12/2019
La prevalencia de tasas de interés históricamente bajas en el mundo mitiga el riesgo de crisis por el momento.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La deuda de las economías emergentes y en desarrollo alcanzó la cifra récord de 55 mil millones de dólares en 2018, lo que marcó un periodo de ocho años de incremento, el más grande, rápido y generalizado en casi cinco décadas, según un nuevo estudio del Grupo Banco Mundial.

El incremento se ha observado tanto en la deuda pública como en la privada y prácticamente en todas las regiones del mundo señala el estudio 'Global Waves of Debt' y concluye que la relación entre deuda y PIB de los países en desarrollo ha aumentado 54 puntos porcentuales hasta llegar al 168 por ciento desde que la deuda comenzó a acumularse en 2010.

“La dimensión, la velocidad y la amplitud de la última ola de deuda deberían despertar preocupación en todos nosotros”, dijo David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial.

El organismo internacional insta a las autoridades a actuar sin pérdida de tiempo para fortalecer sus respectivas políticas económicas y reducir la vulnerabilidad ante las perturbaciones financieras.

“Las autoridades deberían actuar sin demora para reforzar la sostenibilidad de la deuda y reducir la exposición a las perturbaciones económicas”, advierte Malpass en el documento.

De las tres anteriores oleadas de deuda global identificadas por el Banco Mundial desde la década de los setenta, la presente es diferente en varias formas: implica la acumulación simultánea de deuda tanto pública como privada y la presencia de nuevos tipos de acreedores, y no se limita a una o dos regiones.

Parte del incremento de la deuda ha sido impulsado por China, donde la relación entre deuda y PIB ha aumentado 72 puntos hasta situarse en el 255 por ciento desde 2010. Sin embargo, la deuda es notablemente más elevada en los países en desarrollo aun si se excluye a China del análisis: entre las economías emergentes y en desarrollo, duplica el nivel nominal registrado en 2007.

El 50 por ciento de la deuda pública de las economías emergentes y en desarrollo está en manos de inversionistas no residentes, porcentaje considerablemente mayor que en 2010.

El estudio identificó tres oleadas de aumento de la deuda en economías en desarrollo y mercados emergentes entre 1970 y 1989, entre 1990 y 2001 y entre 2002 y 2009 y el actual periodo, inició en 2009.

México participó en la primera oleada global de deuda cuando la deuda del gobierno subió casi 20 puntos porcentuales del PIB entre 1972 y 1982 a 32 por ciento del PIB en 1982. La inflación promedió 24 por ciento al año durante 1979 y 1981.

La prevalencia de tasas de interés históricamente bajas en el mundo mitiga el riesgo de crisis por el momento. No obstante, el registro de los últimos 50 años pone de relieve los peligros: desde 1970, alrededor de la mitad de los 521 episodios de rápido crecimiento de la deuda en los países en desarrollo ha ido acompañada de crisis financieras que debilitaron considerablemente el ingreso per cápita y la inversión.

“La historia muestra que los grandes aumentos de deuda suelen coincidir con crisis financieras en los países en desarrollo, con un elevado costo para la población”, señaló Ceyla Pazarbasioglu, vicepresidenta de Crecimiento Equitativo, Finanzas e Instituciones, del Grupo Banco Mundial.