Cumplir con Desarrollo Sustentable costará 2.1 bdd a mercados emergentes: FMI
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cumplir con Desarrollo Sustentable costará 2.1 bdd a mercados emergentes: FMI

COMPARTIR

···
menu-trigger

Cumplir con Desarrollo Sustentable costará 2.1 bdd a mercados emergentes: FMI

bulletDichos países deberán aplicar reformas que mejoren la gobernabilidad, propicien la inversión y aumenten sus ingresos fiscales.

Redacción
23/01/2019
FMI
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Cumplir con los objetivos de la Agenda de Desarrollo Sustentable planteada por las Naciones Unidas implicarán gastos adicionales hacia 2030 que ascenderán a alrededor de 2.1 billones de dólares para las economías emergentes, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para solventarlos, indica el FMI, deberán aplicar reformas que mejoren la gobernabilidad, propicien la inversión y aumenten sus ingresos fiscales.

La inversión en capital físico, social y humano, son claves en el crecimiento sostenible e inclusivo, específicamente en áreas de educación, salud, caminos, electricidad, agua y sanización y el FMI se propuso estimar el gasto anual adicional requerido para que los países tengan un progreso significativo en las áreas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Concluye que se requerirán gastos adicionales en 2030 de 0.5 billones de dólares para los países en desarrollo de bajos ingresos y de 2.1 billones para las economías de mercados emergentes.

“Hay un fuerte contraste entre los dos grupos. Para las economías de mercados emergentes, el gasto adicional promedio requerido representa alrededor de 4 puntos porcentuales del PIB”, señala el documento preparado por el departamento de Asuntos Fiscales y destaca que en la mayoría de los casos, estas economías pueden confiar en sus propios recursos.

“Los propios países son responsables de alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible, especialmente a través de reformas para fomentar un crecimiento sostenible e inclusivo que a su vez generará los ingresos fiscales necesarios”, señala el documento dirigido por Vitor Gaspar.

Los esfuerzos deben centrarse en fortalecer la gestión macroeconómica, combatir la corrupción y mejorar la gobernabilidad, fortalecer la transparencia y la rendición de cuentas y fomentar entornos empresariales propicios.

El aumento de los ingresos internos es un componente esencial de esta estrategia. Incrementar la proporción de impuestos sobre el PIB en 5 puntos porcentuales del PIB en la próxima década es un objetivo ambicioso pero razonable en muchos países.

La política fiscal tiene un rol crucial para el desarrollo ya que la intervención pública es crítica para terminar con la pobreza, mejorar la salud, educación y alcanzar la paridad de género. En México, los ingresos fiscales tienen una proporción de 16.2 por ciento del PIB, mientras que en la media de los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), fueron el 34.2 por ciento como porcentaje del PIB en 2017.

La región de Asia y Pacífico tienen el mayor gasto adicional requerido, estimado en 1.5 por ciento del PIB mundial del 2030. La región de Africa SubSahara tiene el segundo lugar con un estimado de 0.4 por ciento del PIB mundial en ese año. Medio Oriente, el Norte de Africa, Afganistán y Paquistán están en tercer lugar, en tanto que los países emergentes y en desarrollo de Latinoamérica y Europa están en cuarto y quinto lugar.