Economía

Crecimiento de 4.6% sin déficit fiscal en 2021: el objetivo del Gobierno

Arturo Herrera, titular de Hacienda, explicó que se busca conseguir un equilibrio primario de las finanzas públicas, mientras se mantiene la vocación social del gobierno y se apoya al sector salud y la inversión para mitigar el impacto de la pandemia.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) apuesta a una recuperación económica con una proyección de 4.6 por ciento del PIB para 2021 y a conseguir un "equilibrio" primario de las finanzas públicas, ello mientras se mantiene la vocación social del gobierno y se apoya el gasto del sector salud y la inversión para mitigar el impacto de la pandemia de COVID-19.

"La crisis económica no permite grandes márgenes de maniobra, pero tenemos la responsabilidad de mantener la estabilidad económica y financiera, también tenemos claro que esto no está peleado con mantener una vocación social, por eso, este Paquete Económico está dirigido a proteger a los que menos tienen, a los ciudadanos les digo que no los dejaremos solos y que de esta saldremos todos juntos", sostuvo Arturo Herrera, titular de la SHCP.

Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, afirmó que el Paquete Económico fue diseñado para contribuir a la estabilidad macroeconómica y establecer equilibrios entre el gasto, ingresos y deuda, "se propone un presupuesto fiscalmente responsable y balanceado en el gasto, es sensible ante los retos para atender la recuperación y mitigación de la pandemia y los efectos que tenga el siguiente año".

En los Criterios Generales de Política Económica (CGPE) 2021 Hacienda espera un "rebote" de la actividad económica y calcula un crecimiento de 4.6 por ciento del PIB, pronóstico que dependerá en gran medida del descubrimiento de una vacuna para el COVID-19 que permita una reapertura amplia y temprana en el año.

Se estima un tipo de cambio en 21.9 pesos por dólar para el próximo año y un precio promedio de la mezcla mexicana de 42.1 dólares por barril, con una plataforma de producción de petróleo de 1.857 millones de barriles diarios,

Para 2021 se proyectan ingresos presupuestarios por 5 billones 539 mil millones de pesos, esto es 3 por ciento menor en términos reales respecto de lo aprobado para 2020, y se estima un gasto público total de 6 billones 295 mil millones de pesos, lo que es una reducción de 0.3 por ciento real respecto del Presupuesto aprobado para este año.

Para poder financiar el resto del gasto, Hacienda solicitó al Congreso una ampliación del techo de endeudamiento neto interno por 700 mil millones de pesos, mayor a los 532 mil millones de pesos aprobados para este año.

El resultado que espera Hacienda con ese balance es el de un "equilibrio primario" de 0.0 por ciento del PIB para 2021, lo que es una mejora respecto de lo previsto en Precriterios 2021, cuando se estimó que el balance primario sería de -0.6 por ciento del PIB.

En línea con ello, Hacienda prevé una reducción de los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP), la medida más amplia del déficit público, a -3.4 por ciento del PIB, y para el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), la medida más amplia de la deuda se ubique en 53.7 por ciento del PIB.

Mejoría 2020

Hacienda ajustó su estimado del PIB para este año a -8 por ciento puntual, fuera del escenario "más optimista" de Banco de México, lo que se basa en una mejor perspectiva económica para cierre del 2020.

Tomando en cuenta lo anterior, las estimaciones de los balances y del SHRFSP para el cierre del año en curso se ajustan en sentido positivo respecto a las presentadas al término del segundo trimestre.

El balance primario pasa de un déficit de 0.6 por ciento del PIB a un superávit de 0.2 por ciento; el balance presupuestario pasa de un déficit de 3.7 por ciento del PIB a uno de 2.9 por ciento; los RFSP pasan de un déficit de 5.4 a uno de 4.7 por ciento del PIB, y el SHRFSP pasa de 55.4 a 54.7 por ciento del PIB.

Se prevé que los ingresos presupuestarios en 2020 sean menores en 0.6 por ciento del PIB respecto a los previstos en la LIF 2020, y por el lado del gasto neto presupuestario se prevé una disminución respecto al presupuesto aprobado de 0.1 por ciento del PIB.