Economía

Solo 7.8% de las empresas recibió apoyo por COVID-19

Esto pese a que el 93.2% de los negocios registraron al menos un tipo de afectación por la contingencia sanitaria, de acuerdo con la Encuesta sobre el Impacto Económico generado por COVID-19.

Nueve de cada diez empresas en el país resultaron afectadas por la contingencia sanitaria del COVID-19, sufriendo principalmente una caída en sus ingresos y una baja demanda, pese a esto, la mayoría no recibió apoyos.

De acuerdo con la Encuesta sobre el Impacto Económico generado por COVID-19 (ECOVID-IE), el 93.2 por ciento de las empresas mexicanas registraron al menos un tipo de afectación por la contingencia sanitaria.

"La pandemia de COVID-19 generó una necesidad adicional de información en torno al virus. Son necesarias para dimensionar el impacto económico en las empresas, en las empresas funerarias y también tenemos la del mercado laboral, estos programas confirman el compromiso de brindar información a la sociedad", dijo Julio Santaella, presidente del Inegi.

Los resultados de la encuesta revelan que solo 7.8 por ciento obtuvo algún tipo de apoyo, mientras que el resto, un 92.2 por ciento, no recibió ayuda de ninguna índole.

La mayor parte de los apoyos que obtuvieron las empresas, es decir el 88.8 por ciento, provinieron de los gobiernos (federal, estatal o municipal). La causa principal para no recibir apoyos fue porque no tenían conocimiento, con 37.4 por ciento.

El estudio del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) destaca que la mayor afectación que sufrieron estos negocios fue la disminución de los ingresos, con 91.3 por ciento, le siguió la baja demanda a nivel nacional que reportó el 72.6 por ciento de las empresas consultadas, y 33.9 por ciento refirió escasez de insumos de productos.

En los tres tamaños de empresa se registró una disminución en los ingresos. Esto afectó a 41.4 por ciento de las grandes compañías; en las medianas y pequeñas fueron afectadas el 87.8, y 92 por ciento de las microempresas.

Se estima que de las empresas en el país retomadas por la ECOVID-IE, poco más de la mitad, el 59.6 por ciento, instrumentaron paros técnicos o cierres temporales como medida de prevención, mientras que 40.4 por ciento no lo hicieron.

Por prioridad económica, las empresas consideradas como esenciales y que llevaron a cabo paros técnicos o cierres temporales de 21 días o más, registraron 41.4 por ciento y las no esenciales, 50.5 por ciento.

Clave, implementar medidas

"Son datos muy interesantes, pero tristemente no son cifras sorpresivas, debido a la jornada de sana distancia se detuvo la economía", afirmó Andrea Cuétara, analista para México Cómo Vamos.

Agregó que con base en estos datos, se tienen que empezar a tomar medidas para proteger a las empresas. Consideró que es importante implementar los apoyos para todos los tamaños de las empresas, pues los anunciados no fueron suficientes, ni atractivos para las firmas, e incluso ni los conocen. "Al final de cuentas repercute en los empleos y afectan la vida diaria de la gente", dijo.

Los apoyos que piden

El 47 por ciento de los negocios consultados indicó que una de las políticas más necesarias para apoyarlos es el aplazamiento de pago de servicios; 41.3 indicó que la transferencia de efectivo, y un 41 por ciento señaló que es necesario acceso a nuevos créditos.

También mencionaron el diferimiento de impuestos, aplazamiento en pago de créditos, préstamos con tasas de interés subsidiadas, exenciones o reducciones fiscales y subsidios a la nómina.

La causa principal para no recibir apoyos fue porque no tenían conocimiento, con 37.4 por ciento, seguido de que es demasiado complicado con el 18.2 por ciento. Y por último, no se cumple con los requisitos y no ha sido necesario solicitar apoyos, con el 12 por ciento para ambas.

El instituto enfatizó que la mayoría de las compañías prefirió el no despido de personal, por sobre la reducción de remuneraciones o prestaciones, con porcentajes a nivel nacional de 19.1 y 15.4 por ciento, respectivamente.

Grandes agencias funerarias

Por su parte, la Encuesta Nacional De Agencias Funerarias Ante COVID-19 (Enaf) evidenció que las empresas funerarias grandes fueron las que presentaron las mayores ganancias durante el periodo en estudio.

En promedio, una empresa grande prestó 351 servicios funerarios durante febrero, en tanto que en mayo prestó 516 servicios. Mientras que, una microempresa realizó 12 servicios funerarios en febrero.

En la mitad de las empresas de servicios funerarios, los ingresos totales permanecieron sin cambios durante la contingencia originada por COVID-19, en un tercio disminuyeron y en un 17.1 por ciento aumentaron.

Aproximadamente nueve de cada diez empresas realizaron cambios en los protocolos para el manejo de cuerpos por muertes relacionadas con COVID-19 en abril o mayo de 2020.

46.1% que trabajan desde casa disminuyeron sus ingresos

El caso de la Encuesta Telefónica Sobre COVID-19 y Mercado Laboral (Ecovid-Ml) proporciona información sobre ocupación y empleo complementaria a la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE).

Fue levantada en abril de 2020 y el universo de estudio es la población de 18 años hacia adelante, usuaria de teléfono, que fueron un total de 68.2 millones de personas

Dentro de este universo, 35 millones forman parte de la Población Económicamente Activa (PEA), cifra que representa una tasa de participación económica del 51.3 por ciento y la Población Económicamente No Activa (PNEA) representó el 48.7 por ciento.

"Esta en encuesta se focaliza en las partes de cómo el COVID-19 afectó la vida diaria en las personas en su espacio de trabajo o ausencia temporal, que desempeñaron en sus hogares", explicó Édgar Vielma, director de Estadísticas Sociodemográficas del Inegi.

Durante el periodo de estudio, se estimaron 32.9 millones de personas ocupadas, de las cuales 23.5 por ciento trabajó desde su casa, 30.3 por ciento no trabajó las horas habituales, 46.1 por ciento disminuyó su ingreso y 21.8 por ciento estuvo ausente temporalmente de su trabajo manteniendo un vínculo laboral.

Del total de ocupados ausentes temporales de su trabajo, en 92.9 por ciento de los casos, su ausencia se debió a la pandemia originada por el COVID-19.