Coparmex pide no precipitarse con la reforma laboral
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Coparmex pide no precipitarse con la reforma laboral

COMPARTIR

···

Coparmex pide no precipitarse con la reforma laboral

El presidente de la Coparmex dijo que la discusión de la reforma debe tomar su tiempo, y debe incluirse en el análisis todos los organismos obreros y organizaciones empresariales.

Leticia Hernández
11/04/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La discusión de la reforma laboral debe tomar su tiempo para su aprobación y no por avanzar en el proceso del del Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, el T-MEC, se tenga una legislación precipitada, señaló Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

De Hoyos hizo un llamado a los diputadas y diputados a que “tomen el espacio necesario para la reflexión” y escuchen a todos los organismos obreros y empresariales.

“Sabemos que no han sido escuchados ni todos los organismos obreros, ni todos todas organizaciones empresariales y son los actores del mundo del trabajo. De forma respetuosa, nuestra solicitud a los señores diputados y diputadas para que no se precipiten”, dijo.

Expuso que los cambios contenidos en esa reforma serán los más importantes de los últimos 50 años. Va a ser una iniciativa muy trascendente para lograr un equilibrio entre los derechos sindicales, de los trabajadores y preservar la paz laboral que es un elemento de competitividad del país.

“Hay varios asuntos que no han sido debidamente analizados y se corre el riesgo de que si esta iniciativa no cuenta con el aval de todos los involucrados, particularmente las organizaciones de trabajadores y de patrones, que somos los actores primordiales del mundo del trabajo, podría generar problemas de inestabilidad laboral. Esperamos que los diputados reflexionen este punto. Nos parece que las prisas para irse de vacaciones no deberían de precipitar una decisión de este calado”, dijo a los medios.

El dictamen de la iniciativa de reforma laboral aprobada ya en la Comisión del Trabajo y en discusión en el Pleno de la Cámara de Diputados este jueves, se compone de 300 hojas con una temática técnica, pero la parte inconforme para la Coparmex, según dijo su presidente, es el riesgo de dañar la productividad laboral.

“En resumidas cuentas, es que en esta reforma se introducen distintos procedimientos para el funcionamiento interno de los sindicatos, de la forma cómo los trabajadores se expresan en su decisión de participar o no en ellos, de participar o no en un procedimiento de huelga, de apoyar o no un contrato colectivo y esto implica desafíos importantes”, señaló.

Por ejemplo, en el T-MEC se estipuló que en cuatro años se tendrían que revisar casi 500 mil contratos colectivos. Según el líder empresarial, eso implicaría que conforme al proyecto, en promedio se revisaran durante los próximos cuatro años 125 mil contratos por año y eso significaría como mínimo, la realización de 250 mil asambleas sindicales por año.

“Si adicionamos que conforme a los principios de la Constitución y recogidos en el dictamen, tendremos que migrar a un mecanismo de voto personal, libre y secreto, -que respaldamos- esto implicaría un trastorno a la normalidad productiva del país.

"Apoyamos la democracia sindical pero nos parece que de manera conjunta, lo que hoy está contenido en el dictamen, nos parece que debería tener algunos ajustes para lograr conciliar estos dos derechos que no deben ser antagónicos. A favor cien por ciento de la libertad sindical, a favor cien por ciento de los derechos de los trabajadores preservando las fuentes de empleo, ese es el equilibrio que estamos exigiendo".

Más allá de cumplir con lo pactado en el T-MEC, la reforma laboral que resulte pone en juego al sistema laboral, a la competitividad del país; la forma en que se mantienen las relaciones laborales en México, señaló el presidente del sindicato patronal.

“Poniendo un interés compartido para que pueda aprobarse el tratado, bajo ninguna circunstancia debemos de bailar al ritmo que nos toquen en el Congreso de Estados Unidos. Pensamos que no por avanzar en el proceso de aprobación del tratado México, Estados Unidos y Canadá, se debe aprobar una legislación laboral precipitada”, dijo y enfatizó que en Estados Unidos la discusión del acuerdo aún no ha iniciado en la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

“No debemos de reaccionar cuando nos truenen los dedos por políticos o legisladores de los Estados Unidos”, apuntó.