Contracción de EU no afectará a México
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Contracción de EU no afectará a México

COMPARTIR

···
menu-trigger
Economía

Contracción de EU no afectará a México

bullet

31/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Eduardo Jardón
 
Estados Unidos registró una sorpresiva contracción económica en el cuarto trimestre de 2012, pero los analistas descartaron preocupaciones sobre el desempeño de la mayor economía del mundo y su impacto en México.
 
Lo anterior, debido a que en el desglose, el informe del Producto Interno Bruto (PIB) no resultó tan negativo.
 
El Departamento de Comercio de ese país informó que la actividad económica bajó 0.1% respecto del tercer trimestre, cuando avanzó 3.1%.
 

 
La cifra también contrastó drásticamente con el crecimiento de 1.1% que estimó el consenso de analistas.
 
Además, éste fue su primer descenso en 3 años y medio, de acuerdo con los datos oficiales.
 
Así, Estados Unidos creció 2.2% en 2012, contra 1.8% en 2011, pero no alcanzó el nivel de 2010, de 2.4%.
 
Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, comentó al respecto que el descenso en la mayor economía del mundo es reflejo de la desaceleración en la que se encuentra.
 
No obstante, expuso que otros indicadores clave de ese país han presentado un desempeño positivo y sugieren que su economía está recuperándose, aunque a un ritmo lento, por lo que el resultado del PIB no generó gran preocupación.
 
La especialista dijo que la caída que se observó en el PIB podría ser considerada el punto más bajo en el actual proceso de desaceleración.
 
Además, señaló que esa baja no modifica el escenario económico para este año, en el cual se prevé un crecimiento cercano a 2% para Estados Unidos, y de 3.4 a 3.7% para México.
 
Opiniones opuestas
 
"El dato del PIB no fue tan malo como podría percibirse en una primera impresión", comentó Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank.
 
Esto, porque el descenso ocurrió por una baja en el componente de inventarios en el gasto en defensa, principalmente, mientras que el gasto del consumidor ganó fuerza, lo que es una buena señal, ya que es el principal motor de la economía estadounidense.
 
De acuerdo con Hilda Peña, analista de Banamex, en el detalle la información del PIB no es preocupante, ya que los componentes más relevantes de la demanda tuvieron un desempeño muy robusto y anticipan la posibilidad de que mantengan un buen ritmo en el arranque de 2013.
 
Por el contrario, para José Luis de la Cruz, director del Departamento de Economía y Finanzas del Tecnológico de Monterrey, la caída del PIB estadounidense pone a esa economía en una encrucijada sobre su evolución.
 
Este escenario implica que el pronóstico de crecimiento de 3.5% para México en este año se encuentra en vilo, debido a la dependencia de su economía respecto a la de su principal socio comercial.
 
Alertó que los efectos de la desaceleración pasan por el sector industrial, particularmente las manufacturas, y ya se sienten en las exportaciones.
 
Durante el segundo semestre de 2012, las ventas al exterior de manufacturas comenzaron a perder vigor, y evidentemente su desempeño futuro estará en función de lo que ocurra en Estados Unidos, dijo.
 
En opinión de De la Cruz, es prioritario que se tomen las medidas adecuadas para evitar que los efectos de la desaceleración estadounidense se transmitan, y se exacerben por las condiciones internas de nuestro país.