Crisis ocasiona caída histórica en confianza de los consumidores
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Crisis ocasiona caída histórica en confianza de los consumidores

COMPARTIR

···
menu-trigger

Crisis ocasiona caída histórica en confianza de los consumidores

bulletEn abril tuvo un descenso de 13.28 puntos, colocándose en las 32.20 unidades, informó el Inegi.

Cristian Téllez
28/05/2020
Actualización 29/05/2020 - 4:50
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La percepción de los hogares sobre su situación económica y la del país se desplomó ante la crisis propiciada por la pandemia de COVID-19.

La Encuesta Telefónica sobre Confianza del Consumidor (ETCO) registró en abril un descenso de 13.28 puntos en su comparación anual, y se ubicó en las 32.20 unidades, informó el jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Esta es su peor caída desde que tiene registro, es decir, desde 2001.

Además, este fue el nivel más bajo desde febrero de 2017 y los analistas esperan una mayor debilitamiento en la confianza en los próximos meses, con lo que podría posicionarse en niveles mínimos y además esto tendría repercusiones negativas en el consumo.

“El dato está en línea con las perspectivas, no solamente empresariales, sino también de la sociedad, de que estamos a punto de entrar en los periodos de una mayor aceleración en la contracción económica”, indicó Carlos Hernández, analista de Masari Casa de Bolsa.

La caída del índice es un reflejo de que “estamos enfrentando un entorno económico adverso con mucha incertidumbre. En especial, a los hogares les ha afectado en términos reales por la pérdida de empleo”, apuntó Alejandro Saldaña, subdirector de análisis económico de Ve por más.

De acuerdo con el especialista, “aunado al deterioro de la confianza del consumidor, un menor nivel de trabajo y que las remesas empiezan a moderar los flujos hacia los hogares, las personas tendrán un consumo más selecto, prefiriendo los bienes básicos y por el contrario pospondrá el gasto de bienes duraderos”.

“Con la fuerte caída de abril, la confianza del consumidor ha revertido las ganancias después de julio de 2018, tras el triunfo del presidente López Obrador en las elecciones, ya que los consumidores estaban entusiasmados con las prioridades de gasto de la administración y otras políticas gubernamentales”, señaló Alberto Ramos, economista en jefe para América Latina de Goldman Sachs.

Señaló que se espera que la confianza del consumidor se mantenga muy débil y que se pongan a prueba nuevos mínimos en el futuro, dado el choque significativo en la actividad económica y el empleo durante la pandemia y porque seguirán las medidas voluntarias y obligatorias para restringir el movimiento y promover el distanciamiento social.

De manera particular, todos los componentes que integran al ETCO registraron una baja durante el cuarto mes del año.

La ETCO, elaborada por el Inegi y el Banco de México por la emergencia sanitaria, tiene por objetivo generar información estadística cualitativa que permita obtener indicadores sobre el grado de satisfacción de la población acerca de su situación económica, la de su familia y la del país.

Permitirá también monitorear la confianza del consumidor durante el periodo de contingencia sanitaria y aportará datos para el cálculo del Indicador de Confianza del Consumidor.

El instituto señaló que, si bien los datos obtenidos no son estrictamente comparables en su contextualización teórica con el diseño de la Encuesta Nacional sobre la Confianza del Consumidor (ENCO), resultan una aproximación a los indicadores que tradicionalmente capta dicha encuesta.

De acuerdo con los resultados, al preguntarle a los encuestados sobre la situación económica del país esperada dentro de 12 meses en comparación con la que viven actualmente, se observó una disminución de 13.4 puntos en su comparación anual, lo que estableció al indicador en los 39.5 puntos.

A su vez, el rubro que capta la opinión de los consumidores sobre la situación económica del país comparada con la de hace 12 meses descendió 12.5 puntos, para ubicarse en los 28.9 unidades.

De igual manera, la situación económica esperada de los miembros del hogar dentro de 12 meses respecto a la actual reflejó un retroceso de 13.7 puntos, con lo que ese componente se colocó en los 44.1 puntos.

El componente que mide las posibilidades de realizar compras de muebles, televisores, lavadoras y otros aparatos electrodomésticos perdió 11.8 puntos, para ubicarse en 14.5 unidades.

En los indicadores complementarios, se observó menores posibilidades para comprar ropa, zapatos o alimentos, vacacionar, ahorrar, la situación del empleo, remodelar la vivienda y se prevé un aumento de precios.

El índice sobre la situación económica en el momento actual de los miembros del hogar comparada con la que tenían hace 12 meses, bajó 15 puntos durante abril.