menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Con tema del aeropuerto, en juego futuros proyectos de infraestructura: Coparmex

COMPARTIR

···
menu-trigger

Con tema del aeropuerto, en juego futuros proyectos de infraestructura: Coparmex

bulletGustavo de Hoyos Walther, presidente de la Coparmex, señaló que están en juego futuras obras de infraestructura.

Leticia Hernández
23/10/2018
Actualización 23/10/2018 - 12:41
Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Está en juego la confianza del sector privado nacional e internacional con la decisión sobre la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), dijo Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Agregó que con esto también está en juego el futuro de otros grandes proyectos de infraestructura que el propio Gobierno entrante desea impulsar para dinamizar la economía.

“La responsabilidad de la decisión es innegociable del jefe de Gobierno. Está en juego mucho más que el aeropuerto, está en juego la racionalidad de la conducción política de este país”, señaló el líder empresarial.

El próximo Gobierno va a necesitar al sector privado nacional e internacional invirtiendo para los proyectos sociales altamente demandantes de recursos, dijo en conferencia de prensa para anunciar su Encuentro Empresarial 2018 que se llevará a cabo los días 7, 8 y 9 de noviembre en la Ciudad de México.

“La única forma de construir infraestructura es con el apoyo de recursos privados y evidentemente en la continuidad de esta obra no estará en juego la propia obra, sino otros proyectos”, advirtió.

Para el líder del sindicato patronal, la decisión de suspender la obra del aeropuerto en Texcoco, “estaría en entre dicho lo más importante que tiene que generar un Gobierno hacia los actores económicos, que es la confianza, la certidumbre”.

Como un organismo a favor de las formas de democracia participativa descritas en la ley, en donde se detalla la forma en la que se tienen que gestionar esas consultas, la Coparmex considera que si la llamada “consulta ciudadana”, se lleva a cabo en el marco de la ley, podrá ser vinculante; de lo contrario, “serán sondeos para evaluar la popularidad de una medida”.

Recordó que durante la campaña electoral del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en su encuentro con los socios de la Coparmex se le preguntó si estaría a favor de la conclusión del proyecto en Texcoco una vez que el Estado mexicano tuviera el reembolso de lo invertido; se emplearan recursos privados para terminarlo y se operara en el ámbito privado sin requerir recursos públicos.

“La respuesta fue contundente: 'Sí, así sí'. Nosotros nos quedamos con esa afirmación del candidato, hoy presidente electo” y agregó que lo que ocurra será una muestra clara de que si el que será presidente a partir del primero de diciembre, deja atrás los discursos electorales de la campaña política y se toman las decisiones en el mejor interés de los mexicanos y del Gobierno de la República.

“Hoy no hay otro proyecto que tenga viabilidad técnica y financiera demostradas que el de Texcoco, las otras propuestas son ideas carentes de estudios necesarios para poder considerar su viabilidad”, apuntó.

México tiene que dar cabida a los inmigrantes que huyen de sus países por razones de pobreza o inseguridad, hay espacio para su inserción en la vida laboral y social del país y el todavía presidente Enrique Peña Nieto podría actuar a favor de ellos con un decreto presidencial en el que se otorgaran estímulos a las empresas que los contraten, señaló De Hoyos Walther.

“Más que un rechazo, hay que fomentar su asimilación y ahí el Gobierno por irse puede todavía hacer cosas como un decreto de estímulos para que las empresas que contraten inmigrantes puedan tener ciertos estímulos”, dijo.

Para el líder empresarial, es deber ético e histórico de México tener apertura a los flujos migratorios como lo hacen Alemania, España y Francia en línea con los derechos humanos y diseñar políticas para su inserción en la sociedad.

Reconoció que hay estados del país, principalmente los del norte, en donde el crecimiento económico es superior al promedio nacional del 2 por ciento y ahí podría haber espacio para integrarlos en la actividad productiva del país, tal como ocurrió con los migrantes procedente de Haití en Baja California.

“Los migrantes de Haití que hace tres años no pudieron pasar la frontera y se quedaron en México, hoy están perfectamente insertados en el mercado laboral de Baja California, la entidad en donde yo resido”, dijo Gustavo de Hoyos Walther.

Advirtió que como líder del sindicato patronal, las oportunidades de contratación que tendrán los inmigrantes serán las mismas para cualquier otra persona. “No hay distinción en la contratación de ningún tipo, ni por sexo, edad o nacionalidad. Los inmigrantes encontrarán en las empresas las mismas oportunidades de empleo que un mexicano y su contratación dependerá de la valoración de sus capacidades”, apuntó.

Destacó que México tiene que dar testimonio “y por ninguna manera considerarlos una amenaza para nuestros trabajos o para nuestra seguridad, esos son alegatos vacíos, una visión xenófoba y carente de cualquier sustento con las mejores prácticas internacionales”.

Dijo estar al 100 por ciento de acuerdo con la postura del presidente electo en el sentido que México tiene que dar cabida a los inmigrantes que huyen de sus países de origen por razones de pobreza o inseguridad.

“No puede ser otra la postura en México cuando reclamamos lo mismo para nuestros nacionales que emigren hacia el norte”, señaló.