Combatir la corrupción aumenta hasta 4% los ingresos fiscales sobre el PIB, afirma el FMI
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Combatir la corrupción aumenta hasta 4% los ingresos fiscales sobre el PIB, afirma el FMI

COMPARTIR

···

Combatir la corrupción aumenta hasta 4% los ingresos fiscales sobre el PIB, afirma el FMI

En el documento 'Monitor Fiscal', expertos del Fondo Monetario Internacional dan sus sugerencias respecto a las acciones que pueden tomar los gobierno con el fin de incentivar su economía.

Redacción
04/04/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Combatir la corrupción tienen un impacto favorable al aumentar los recursos tributarios, expuso este jueves el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su reporte Monitor Fiscal, en donde estima que los gobiernos menos corruptos recaudan 4 por ciento más del Producto Interno Bruto (PIB) en ingresos fiscales que los países con el mismo nivel de desarrollo económico con los niveles más altos de corrupción.

Esta modificación permite mayor espacio para el gasto público en infraestructura, educación y salud.

Poner freno a la corrupción es un desafío que debe perseverar en muchos frentes, pero que paga grandes dividendos", señaló el organismo en el blog sobre el reporte publicado por Vitor Gaspar, Paolo Mauro y Paulo Medas.

Para el combate a la corrupción, los expertos explicaron que esto que se inicia con voluntad política, el fortalecimiento continuo de las instituciones para promover la integridad y la responsabilidad, y la cooperación global.

El Monitor Fiscal de esta primavera destacó que ningún país está exento de la corrupción, pero los más ricos en recursos naturales tienen mayor riesgo de padecerla, ya que las atractivas ganancias de la minería y extracción de petróleo generan incentivos para la corrupción, problema con frecuencia también presente en las compañías propiedad del estado como en algunos países las empresas petroleras y de servicios públicos como electricidad o agua.

“Nuestro análisis siguiere que estas empresas con menos eficientes en países con altos niveles de corrupción”, mencionó en el texto.

El reporte del FMI busca demostrar que la corrupción puede pervertir la redacción de leyes y las operaciones centrales del estado como la recaudación de impuestos, ya que la gente paga sobornos para evitar pagar sus impuestos o bien, por la poca confianza en sus instituciones y gobernantes, aleja a la población del cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

“Luchar contra la corrupción requiere voluntad política para crear instituciones fiscales fuertes que promuevan la integridad y la responsabilidad en todo el sector público” y citó ejemplos como Georgia y Ruanda que aumentaron 13 y 6 por ciento sus ingresos tributarios, respectivamente, una vez que redujeron la corrupción significativamente.

1. Inversión en altos niveles de transparencia y escrutinio externo independiente: Esto permite que las agencias de auditoría y el público en general brinden una supervisión efectiva. También incentivan al ejercicio de una prensa libre, debido a que aumenta los beneficios de la transparencia fiscal.

2. Reformar a las instituciones: Las posibilidades de éxito son mayores cuando los países diseñan reformas para enfrentar la corrupción desde todos los ángulos. Las reformas a la administración tributaria tendrán un mayor beneficio si las leyes tributarias son más simples y reducen el alcance de los funcionarios a la discreción.

3. Construir un servicio civil profesional: La contratación y el pago transparentes y basados en el mérito reducen las oportunidades de corrupción.

4. Sigue el ritmo de los nuevos desafíos a medida que evoluciona la tecnología y las oportunidades para hacer el mal: Sugiere la concentración en áreas de alto riesgo, como adquisiciones, administración de ingresos y gestión de recursos naturales, así como controles internos efectivos.

5. Mayor cooperación para combatir la corrupción: Los países también pueden unir esfuerzos para hacer más difícil que la corrupción cruce las fronteras, tal como lo han hecho un grupo de países para evitar que sus empresas paguen sobornos para obtener negocios en el extranjero bajo la convención anticorrupción de la OCDE.