Economía

Cepal propone Ingreso Básico de Emergencia por COVID-19

El organismo señaló que este apoyo de 143 dólares debería ser dirigido, de manera preferencial, a las personas que están en situación de pobreza, remarcó Alicia Bárcena.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) propuso este martes que los gobiernos de la zona garanticen transferencias monetarias inmediatas para la población más vulnerable en la forma de un Ingreso Básico de Emergencia (IBE).

"Un ingreso básico de emergencia es la propuesta de la Cepal para el corto plazo, por una duración de seis meses equivalente a una línea de pobreza de 143 dólares de 2010 y que llegue a 34.7 por ciento, equivalente a 215 millones de personas en situación de pobreza en la región", dijo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva.

El IBE ayudará a satisfacer las necesidades básicas y sostener el consumo de los hogares, lo que será crucial para lograr una reactivación sólida y relativamente rápida, detalló la directiva en la videoconferencia de presentación del tercer informe sobre los efectos del COVID-19 en América Latina.

De acuerdo con la información presentada por Bárcena, este apoyo equivaldría a 9.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de América Latina y el Caribe si se da por seis meses.

La inversión sería de 3.4 por ciento del PIB si solo se enfoca en las personas en situación de pobreza, agregó Bárcena.

Detalló que los gobiernos de la zona si tienen espacio para invertir este porcentaje del PIB si, por ejemplo, se combate la evasión y elusión fiscal, que cuestan 6.34 por ciento a la economía de la región.

Ante la caída de 5.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y el aumento del desempleo de 3.4 puntos porcentuales proyectados por el organismo, la pobreza en América Latina y el Caribe aumentaría al menos 4.4 puntos porcentuales a un total de 214.7 millones de personas, lo que equivale a 34.7 por ciento de la población en la región.

Estos cálculos no toman en cuenta los impactos de las medidas de apoyo anunciadas por los gobiernos, remarcó Bárcena.

"Estimamos que si no se hiciera nada en esta crisis, tomaría a la región casi 13 años en materia social regresar a los niveles de antes", advirtió.

Para México, el impacto podría ser de 15.9 millones de personas en el escenario medio de la pobreza extrema, mientras que en el alto llegaría a 17.1 millones.

En cuanto al nivel de pobreza, la proyección indica un incremento a 47.8 millones desde 41.9 millones de personas en 2019 y en caso más extremo, hasta los 48.9 millones.