Casi imposible que EU ratifique T-MEC antes de enero como quieren republicanos: Kenneth Smith
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Casi imposible que EU ratifique T-MEC antes de enero como quieren republicanos: Kenneth Smith

COMPARTIR

···
menu-trigger

Casi imposible que EU ratifique T-MEC antes de enero como quieren republicanos: Kenneth Smith

bulletKenneth Smith, jefe negociador técnico del T-MEC, dijo que la comisión de Comercio Internacional del Congreso de EU está llevando a cabo un análisis que requiere 105 días para hacer un estudio del impacto económico que tendrá el nuevo tratado en EU.

Daniel Blanco
26/11/2018
Actualización 26/11/2018 - 15:11
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Kenneth Smith, jefe negociador técnico del Tratado entre México, EU y Canadá (T-MEC), señaló que es prácticamente imposible que el acuerdo se vote antes del 3 de enero por la actual legislatura de Estados Unidos.

Esto luego de que 12 senadores republicanos enviaran una carta al presidente estadounidense, Donald Trump, instándolo a enviar el texto legal del T-MEC antes del viernes para que sea ratificado previo a la finalización de la actual legislatura, que termina el 3 de enero.

“Los analistas políticos en Washington y nuestros asesores en la embajada señalan que es prácticamente imposible que se dé una votación en EU en este periodo del Congreso saliente, ¿y por qué? porque obedece también a los tiempos de la ley ‘fast track’ de la Ley Comercial de EU a través de la cual se establecen plazos específicos que se tienen que cumplir", dijo Smith al ser entrevistado en el marco de un evento en el Tecnológico de Monterrey.

Agregó que la comisión de Comercio Internacional está llevando a cabo un análisis que requiere 105 días para hacer un estudio del impacto económico que tendrá el nuevo tratado en Estados Unidos.

De acuerdo con el funcionario, el motivo detrás de la carta enviada por los senadores demócratas obedece a los recientes comentarios de los republicanos sobre su intención de hacer algunos ajustes en los capítulos de medio ambiente y laboral a cambio del voto del partido en la Cámara de Representantes, en la cual, en la próxima legislatura, sostendrán la mayoría.

“Yo creo que este intento de buscar una ratificación más rápida obedece a este cambio en el balance de poder en el Congreso de EU, pero repito, es muy poco probable que se pueda dar (la ratificación) en estas semanas que siguen, lo más probable es que inicie a partir de que regrese los legisladores en EU de la Navidad y el Año Nuevo, que empiece un proceso de negociación en donde vas a tener un Senado republicano negociando con una Cámara de Representantes demócrata, y por supuesto con la administración Trump”, expuso Smith.

Asimismo, el negociador asegura que la robustez de lo negociado en la parte medioambiental y laboral desactivan cualquier demanda de cambio que se pudiera generar en el marco del proceso legislativo que atravesará el tratado.

“Muchos de los temas que son del interés de los demócratas se incluyeron en esta negociación, se incluyeron porque México los impulsó y porque Canadá también los impulsó; el tema de género, el tema de Pymes, capítulo de anticorrupción, lo que hicimos en materia laboral y ambiental, que son los capítulos más robustos que existen en cualquier tratado comercial internacional, entonces creo que eso desactiva un poco las demandas demócratas de que el tratado debe reabrirse”, apuntó el jefe negociador mexicano.

Sobre los aranceles estadounidenses que aún permanecen sobre las exportaciones de acero y aluminio mexicanos, Smith dijo que aún hay tiempo para eliminar dichos gravámenes antes de la firma el T-MEC, la cual está a 5 días de distancia.

“Hay tiempo (de eliminar la medida antes de la firma), por supuesto… Estamos trabajando con EU con miras a resolver este tema, si se puede, de aquí a antes de la firma, por supuesto sería lo ideal, pero por supuesto tienen que estar las condiciones para que se eliminen estas medidas”, aseguró.

A pregunta expresa sobre si se están considerando cupos en las exportaciones mexicanas de dichos productos siderúrgicos a cambio de la eliminación de los aranceles, Smith afirmó que se están analizando todas las posibilidades para ponerle el punto y aparte a este tema.

“Estamos nosotros analizando todas las posibilidades, obviamente lo que quisiéramos es que se quiten las medidas por completo, pero como en cualquier negociación estamos abiertos a escuchar qué planteamientos trae Estados Unidos y a partir de ahí tomar las decisiones que sean las indicadas para el bienestar de nuestra industria”, concluyó.