Candidatos, sólo tendrán el 5% del presupuesto 2019 para cumplir sus promesas: CEESP
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Candidatos, sólo tendrán el 5% del presupuesto 2019 para cumplir sus promesas: CEESP

COMPARTIR

···

Candidatos, sólo tendrán el 5% del presupuesto 2019 para cumplir sus promesas: CEESP

El CEESP revela que lo que ofrecen los candidatos presidenciales en campaña podría no ser muy viable debido a que sólo podrán disponer del 5 % del presupuesto.

Leticia Hernández
25/06/2018
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Las promesas de campaña de los candidatos presidenciales, en especial los programas asistencialistas sin un impacto en el combate a la pobreza, tendrán dificultades para cumplirse ya que el margen de maniobra que tendrá la próxima administración, sea del partido que sea, será reducido.

Haciendo cuentas, para este fin se podría disponer del 5 por ciento del presupuesto, unos 275 mil millones de pesos, estima el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

“Si vemos con un poco más de detalle los rubros de este gasto, se tiene que el margen de acción se concentra en los gastos de operación, en el de subsidios, transferencias y aportaciones y en el gasto de capital. Si se mantienen los recursos para los temas de legislación, justicia, protección ambiental, salud, educación y protección social, el margen de maniobra sobre el gasto público se reduce a prácticamente el 5 por ciento del gasto total”, puntualiza el centro.

De acuerdo con las estimaciones del documento de Precriterios 2019, el gasto total del sector público presupuestado para el 2019 asciende a 5 mil 498.6 miles de millones de pesos, lo que significa un aumento de 253.6 miles de millones de pesos respecto a la cifra aprobada para el 2018.

Los gastos comprometidos sin posibilidad de ajuste son diversos y abultados. El gasto no programable, intereses de la deuda y participaciones significan mil 618.0 miles de millones de pesos; las pensiones y jubilaciones absorben otros 2 mil millones de pesos y los gastos de seguridad social del IMSS e ISSSTE suman otros 1,000 mil millones de pesos. Aquí ya da un total de 4 mil 618 miles de millones de pesos, lo que significa disponibles un 16 por ciento del presupuesto.

“Las cifras parecen poner en duda la posibilidad del éxito de algunos ofrecimientos de campaña. El margen fiscal de las finanzas del país no parece tener la capacidad para liberar la cantidad de recursos que se requieren”, concluye tras calcular los recursos de los que podría disponer el próximo presidente para cumplir sus promesas de campaña, con el riesgo inminente de que signifiquen mayor deuda para el país.

Tras este ejercicio numérico, concluye que un estrecho margen de maniobra en las finanzas públicas del país que obligaría a cuestionar muchas promesas de campaña por adolecer de un financiamiento sano. “Sin duda, cumplir con muchas de dichas promesas podría llevar a la necesidad de buscar recursos adicionales, lo que podría hacer que la frase “lo prometido es deuda” se vuelva realidad”, advierte.

El análisis también considera aspectos como el que la cifra del gasto no programable se incremente por aumento de las tasas de interés y su impacto en el costo financiero de la deuda, que también podría verse afectado por el aumento del monto de la deuda externa, si es que se mantiene la volatilidad del tipo de cambio.

Reconoce que hay una expectativa de que los ingresos del sector público se eleven en respuesta a un aumento en la recaudación tributaria por una mejora en el mecanismo de cobro de impuestos pero esto incrementa la posibilidad de un alza en las participaciones a entidades federativas. Incluso la posibilidad de ingresos adicionales provenientes del remanente del Banco de México, una vez que la estimación de las finanzas públicas se hizo considerando un tipo de cambio de 18.40 pesos por dólar, mientras que actualmente supera los 20 pesos.

En el presupuesto aprobado para el presente ejercicio 2018, se asignaron recursos para los programas sociales, Prospera por 82 mil millones de pesos; Pensión para Adultos Mayores aproximadamente 40 mil millones; 11 mil 214 millones de pesos para el Programa Nacional de Becas y el Programa a Pequeños Productores obtuvo 15 mil 525 millones de pesos, según publicó EL FINANCIERO en su momento.