Cancelar reforma energética es volver a un modelo caduco y obsoleto: EPN
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cancelar reforma energética es volver a un modelo caduco y obsoleto: EPN

COMPARTIR

···
menu-trigger

Cancelar reforma energética es volver a un modelo caduco y obsoleto: EPN

bulletSi se cumpliera la propuesta de AMLO de eliminar la reforma energética, el país tendría que erogar 600 mil mdd para reponer la producción petrolera, cifra que tendrían que pagar todos los mexicanos, dijo Peña Nieto.

bulletSin reforma energética, indicó el mandatario, dejarían de existir más de 800 mil empleos que prevé esta modificación legal.

Notimex
22/03/2018
Actualización 22/03/2018 - 19:43
El Centro de Tecnología de Aguas Profundas, en donde este jueves estuvo Peña Nieto para su inauguración.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, advirtió este jueves que dar marcha atrás a la reforma energética sería condenar al país a un modelo caduco y obsoleto, y propiciaría un endeudamiento que ya se había dejado atrás.

Peña Nieto dijo que quienes “de manera fácil” convocan a dar marcha atrás a la reforma energética estarían condenando a México a regresar a un modelo obsoleto que ya no funciona en ninguna otra parte del mundo.

Peña Nieto dijo esto en referencia a la propuesta de Andrés Manuel López Obrador -candidato a la Presidencia por la coalición 'Juntos Haremos Historia'- en la que ha dicho que pretende eliminar la reforma energética que se estableció en la actual administración.

Al inaugurar el Centro de Tecnología para Aguas Profundas del Instituto Mexicano del Petróleo, el presidente de México recalcó que cancelar esa reforma provocaría que los mexicanos paguen los préstamos que el gobierno y Petróleos Mexicanos (Pemex) adquieran para financiar la exploración y explotación, independientemente de la posibilidad de éxito.

El Ejecutivo federal subrayó que, para crecer en otros campos, los mexicanos quieren que los recursos fiscales obtenidos a partir de los impuestos se destinen a otras asignaturas para atender las demandas de la sociedad, como infraestructura carretera, portuaria, ferroviaria y de salud.

Por ello, precisó que dejar que las empresas privadas inviertan en la explotación del petróleo dejan una renta al Estado Mexicano y a la sociedad, por lo que cancelar la reforma significaría la desaparición de inversiones por más de 200 mil millones de dólares, que hasta el momento se han comprometido.

El mandatario recordó que México era el único país que mantenía un modelo de explotación energética “rebasado por la realidad”, por lo que llamó a no volver a cometer errores del pasado que afectaron la economía mexicana.

Acompañado por el secretario de Energía, Pedro Joaquín Codwell, el presidente Peña Nieto recalcó que, sin reforma energética, el país tendría que erogar 600 mil millones de dólares para reponer la producción petrolera, que tendrían que pagar todos los mexicanos.

“Queremos que otros inviertan, que el sector privado invierta y que dejen una importante renta, pero que ellos sean quienes arriesguen”, dijo al subrayar que el Estado mexicano no tendría que arriesgar un solo centavo para la exploración, explotación y distribución de los hidrocarburos.

Previo a un recorrido por las nuevas instalaciones de ese nuevo centro, Peña Nieto afirmó que cancelar la reforma sería “condenar que dejen de existir más de 800 mil empleos que prevé esta modificación legal”.

Reconoció que la explotación petrolera “no se hace de la noche a la mañana”, y requiere de entre cinco a 15 años, pero que actualmente se está en la ruta de alcanzar los beneficios de la reforma energética.

De acuerdo con el mandatario, esta reforma estructural logró concretar la propiedad intocable de México sobre sus recursos naturales, pero se abrió la participación al sector privado, para que sea su capital el que se arriesgue en la exploración y explotación.

Como beneficio de esto, 65 por ciento de la renta que se cobre a las empresas privadas por realizar esta actividad seria para el Estado Mexicano, sin la posibilidad de que el país o Pemex se endeude.

En su oportunidad, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, afirmó que las licitaciones petroleras anunciadas a partir de la reforma llegarán a buen término y aseguró que “las llevaremos a cabo hasta concluirlas, al margen de consideraciones político-electorales”.

Coldwell dijo que regresar a un modelo ya agotado cancelaria oportunidades a jóvenes mexicanos e impediría la llegada de más de 152 millones de dólares a las regiones del país con vocación petrolera.