La nota soberana de Pemex está en riesgo por coronavirus y caída en petroprecios: S&P
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La nota soberana de Pemex está en riesgo por coronavirus y caída en petroprecios: S&P

COMPARTIR

···
menu-trigger

La nota soberana de Pemex está en riesgo por coronavirus y caída en petroprecios: S&P

bulletLa calificadora indicó que México podría verse afectado si estos factores continúan, ya que el país tiene un sector petrolero significativo.

Guillermo Castañares
10/03/2020
Actualización 11/03/2020 - 3:22
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La caída en los precios del petróleo y la expansión global del coronavirus Covid-19 ponen en riesgo las calificaciones crediticias de Pemex y de la deuda soberana de México, señaló Standard and Poor’s (S&P).

La calificadora señaló que México podría verse afectado si esta baja de precios del crudo continúa, ya que el país tiene un sector petrolero significativo, y si persiste la propagación mundial del coronavirus.

Joydeep Mukherji, director gerente de calificaciones soberanas en América Latina de S&P, señaló en un webcast que ‘México está en la mira’ ya que los recientes eventos como el coronavirus y la caída del petróleo podrían afectar la calificación de la deuda soberana del país, la cual se mantiene por el momento en ‘BBB+’, con perspectiva negativa.

“Cuando se tiene un shock así (coronavirus y caída de precios del petróleo), lo primero que hacemos es mirar a los países con perspectivas negativas, por eso estamos prestando particular atención a México”, indicó.

La cotización del petróleo se hundió el lunes y registró su mayor contracción desde 1991, tras la ruptura de una alianza entre la OPEP y Rusia, que originó una guerra de precios.

Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo del mundo, anunció sus planes de producir más de 10 millones de barriles de petróleo por día a partir de abril, lo que inició el desplome del precio del crudo a nivel mundial, en donde el WTI registró una caída de 31.1 por ciento y el Brent una baja máxima de 34.4 por ciento.

El precio de la mezcla mexicana de exportación cayó el lunes 31.7 por ciento, pero el martes se recuperó 12.2 por ciento y se ubicó en 27.4 dólares el barril. En el año acumula una baja de 51.2 por ciento.

“Estos problemas están afectando a Pemex, y a México, que es principalmente importador de petróleo y el problema es básicamente una menor contribución de Pemex a los ingresos del gobierno, o visto de otro modo, más apoyo del gobierno hacia Pemex para cumplir sus objetivos” indicó Mukherji.

Aparte de la baja del petróleo y el coronavirus, el directivo añadió que otro factor que influiría en una baja calificación de Pemex y en la deuda soberana de México es la preocupación latente del bajo crecimiento del PIB en el país.

“Nuestra preocupación realmente consiste en el impacto fiscal por el petróleo, además de todo el impacto en el crecimiento del PIB, porque la economía mexicana no creció en 2019 y se esperaba una recuperación este año; la pregunta es si el gobierno dará los pasos para reanimar la confianza del sector privado”, comentó Mukherji.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, señaló que sí era de esperar una posible reacción de las calificadoras ante la baja de los precios del crudo a nivel mundial.

“Era de esperarse, sobre todo porque la disminución en el precio del petróleo le afecta directamente a Pemex, y lo que le afecta a Pemex le afecta también a las finanzas públicas de México”, dijo.

Para Natixis, el brote de coronavitus, combinado con el impacto de los precios del petróleo, representan el mayor reto a la economía global desde la Gran Crisis Financiera.

El fondo de gestión de activos señaló que la baja del precio del petróleo genera preocupación a los mercados de crédito. “Por ahora, no vemos riesgos sistémicos, pero vigilamos los avances a futuro. Y si los precios del petróleo siguen bajos por más tiempo, los impagos van a aumentar”, comentaron.

Para la calificadora Moody’s, la caída de los precios del crudo representa riesgos financieros para las empresas del sector. “Esperamos que las compañías de petróleo y gas gestionen activamente su liquidez en 2020, reduciendo el gasto de capital y potencialmente reduciendo o suspendiendo las distribuciones a accionistas, en medio de un flujo de caja operativo más bajo y un acceso limitado a los mercados de capitales”, señaló en un reporte.

Fitch Ratings coincidió en que el doble impacto del Covid-19 y la baja en precios del petróleo ejercerán presión sobre algunos fundamentales del crédito soberano y potencialmente sobre las calificaciones.

Al respecto, Carlos González Tabares, director de análisis y estrategia bursátil de grupo financiero Monex, también estimó que las calificaciones de Pemex y el gobierno se podrían ver afectadas por la baja en el precio del petróleo.

“Estas menores cotizaciones (del petróleo) implicarían menores ingresos, no sólo en una menor capacidad de producción, sino también menores precios de venta, lo cual le pega a los ingresos de Pemex, que de por sí ya trae finanzas bastantes vulnerables, y de manera indirecta para las finanzas públicas del país”, apuntó.