Economía

Buscarán aprovechar nivel de tasas para apoyar financiamiento en el mercado interior

El costo financiero del sector público se reduciría a una proporción del 2.9% del PIB en 2021, de acuerdo con el Paquete Económico presentado este martes.

La disminución de las tasas de interés a lo largo de 2020 y la búsqueda de la estabilidad de estas para el siguiente año contempla una oportunidad para que la administración federal fortalezca el financiamiento interno sobre el externo, de acuerdo con la estrategia que se plantea en los Criterios Generales de Política Económica para el 2021.

De acuerdo con la estimación de las finanzas públicas, el costo financiero del sector público se reduciría a una proporción del 2.9 por ciento del PIB; casi 20 puntos base del estimado de 2020.

El 13 de agosto pasado, el Banco de México (Banxico) recortó su tasa de interés por décima ocasión consecutiva (seis en lo que va de 2020).

Con la disminución de 50 puntos base, el referencial se encuentra ahora en 4.5 por ciento y aún se espera que haya un ajuste de más de 50 puntos base y que esta se mantenga alrededor del 4 por ciento durante el 2021.

Con el último anuncio, el Banxico cumplió un año con reducciones a la tasa de interés. Por lo que, el actual ciclo de rebajas comenzó en agosto de 2019, cuando el referencial pasó de 8.25 a 8 por ciento.

El documento elaborado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público señala que la administración federal buscará financiar la mayor parte de las necesidades del Gobierno Federal en el mercado interno y/o predominantemente con instrumentos de largo plazo y tasa fija, esto con la finalidad de que se mantenga un portafolio de pasivos sólido; la dependencia también buscará realizar operaciones de manejo de pasivos de manera regular, para mejorar el perfil de vencimientos de deuda y ajustar el portafolio a las condiciones financieras prevalecientes; con ello, buscan que la política sea proactiva; también, se buscará diversificar los mercados y ampliar la base de inversionistas, así como utilizar el crédito externo bajo condiciones favorables en los mercados internacionales; y se seguirá utilizando de manera estratégica el financiamiento proveniente de organismos financieros internacionales.

Según con estos lineamientos, la iniciativa de Ley de Ingresos somete a consideración del H. Congreso de la Unión, un monto de endeudamiento interno neto por 700 mil millones de pesos. En cuanto al endeudamiento externo neto del sector público, que incluye al Gobierno federal y a la banca de desarrollo, se solicita un techo de endeudamiento neto de hasta 5.2 mil millones de dólares.

Los techos de endeudamiento neto que solicitan las Empresas Productivas del Estado hacen referencia a que Petróleos Mexicanos y sus empresas productivas subsidiarias solicitan un techo de endeudamiento interno neto para 2021 hasta por 22 mil millones de pesos y un techo de endeudamiento externo neto de hasta mil millones de dólares; por su parte, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y sus empresas productivas subsidiarias solicitan para 2021 un techo de endeudamiento interno neto de hasta 10.8 mil millones de pesos y un techo de endeudamiento externo neto de 500 millones de dólares.