Brent se vende en 102.15 dólares
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Brent se vende en 102.15 dólares

COMPARTIR

···
Economía

Brent se vende en 102.15 dólares

20/06/2013
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Reuters
 
Los futuros del petróleo Brent cayeron 4 dólares el jueves, en su mayor descenso diario desde noviembre, en medio de una amplia ola vendedora en los mercados alentada por el plan de la Reserva Federal de Estados Unidos de reducir su programa de estímulo.
 
Los precios del petróleo fueron presionados durante la sesión y el sentimiento se tornó aún más negativo después de que China restringió el crédito, pese a que la actividad fabril en el segundo consumidor mundial de crudo tocó mínimos de nueve meses.
 
El oro tocó mínimos de 2 años y medio al tiempo que las materias primas sufrieron su mayor ola vendedora en un año y medio, mientras que el índice S&P 500 cayó más del 2% ante el temor de los mercados a una reducción de las medidas de estimulo económico tras los comentarios del presidente de la Fed, Ben Bernanke, el miércoles.
 
Con una situación de abundantes suministros físicos de petróleo, analistas dijeron que había poco apoyo inmediato para contener el desplome del crudo.
 
El crudo Brent cerró con baja de 3.97 dólares, o el 3.74%, a 102.15 dólares por barril. Las pérdidas se agudizaron tras el cierre del mercado a casi un 4% en medio del continuo descenso del mercado de acciones.
 
El petróleo en Estados Unidos para julio, que expiró en la sesión, bajó 2.84 dólares, a 95.40 dólares, el mayor declive diario desde noviembre.
 
La posición agosto también registro fuertes pérdidas, cayendo 3.34 dólares, a 95.14 dólares por barril.
 
El petróleo ya se encontraba bajo presión desde que el presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijo el miércoles que la economía estadounidense se estaba expandiendo con suficiente fuerza como para que el banco central empiece a disminuir el ritmo de sus compras de bonos más adelante este año.
 
Los precios recibieron un golpe por un sorpresivo incremento en los inventarios del crudo estadounidense, incluso en medio de la temporada de verano boreal, cuando la demanda de gasolina crece. Las reservas aumentaron por encima de 300,000 barriles, en contraste con la caída de 500,000 barriles que habían pronosticado analistas.