Bernanke sugiere permanencia del QE3
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bernanke sugiere permanencia del QE3

COMPARTIR

···
menu-trigger
Economía

Bernanke sugiere permanencia del QE3

bullet

26/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Reuters
 
Washington.- El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, defendió enérgicamente el martes ante el Congreso el polémico programa de compra de bonos del banco central para estimular la economía, diciendo que sus beneficios superan claramente los posibles costos.
 
El presidente de la Fed también instó a los legisladores a evitar los fuertes recortes del gasto que entrarán en vigor el viernes, advirtiendo que si esto se suma a la anterior alza de impuestos creará "significativos vientos en contra" para la recuperación económica.
 
Bernanke dijo que las autoridades de la Fed son conscientes de los potenciales riesgos de su extraordinario apoyo a la mayor economía del mundo, entre ellos la posibilidad de que la gente pierda la confianza en la capacidad del banco central para desarmar suavemente su estímulo o el efecto potencialmente desestabilizador de las tasas bajas en mercados clave.
 
Sin embargo, agregó que esto no se vislumbra por el momento y que el banco central estadounidense cuenta con todas las herramientas que necesita para retirar su apoyo monetario en el momento oportuno.
 
"Hasta este punto, no vemos que los costos potenciales de una mayor toma de riesgos en algunos mercados financieros superen los beneficios de promover una recuperación económica más enérgica y una creación de empleo más rápida", declaró Bernanke al Comité Bancario del Senado.
 
En respuesta a la crisis financiera y profunda recesión del 2007-2009, la Fed no sólo redujo la tasa de interés oficial a cero, sino que también compró más de 2.5 billones de dólares en deuda hipotecaria y del Tesoro en un esfuerzo por reducir las tasas de interés a largo plazo y estimular las inversiones.
 
La Fed compra actualmente 85,000 millones de dólares mensuales en bonos y ha dicho que planea seguir comprando activos hasta que vea una mejoría sustancial en el panorama para el mercado laboral.
 
Las minutas de la reunión de la Fed del 29 y 30 de enero, divulgadas la semana pasada, mostraron que varios integrantes creen que los riesgos potenciales presentados por el programa de compras de bonos podrían justificar su reducción o finalización antes de que se aceleren las contrataciones.
 
Sin embargo, varios otros opinaron que existe un peligro de terminar con el programa de compra de bonos en forma prematura.
 
Bernanke pareció estar en este último grupo, pues citó mejorías en los sectores inmobiliarios y automotriz, que atribuyó en parte a los estímulos de la Fed.
 
Reacción de mercados
 
Los principales índices de acciones de Estados Unidos alcanzaron máximos niveles de sesión tras el testimonio de Bernanke y de datos sobre ventas de casas y confianza del consumidor, que fueron mejores a lo esperado.
 
Los precios de la deuda del Tesoro estadounidense cayeron, mientras que el dólar se valorizaba contra el euro y el yen.
 
"Lo que Bernanke está diciendo (...) indica que no habrá una reversión en el corto plazo en el programa de estímulo", comentó Peter Cardillo, economista jefe de mercado de Rockwell Global Capital en Nueva York.
 
Bernanke también notó que la inflación, uno de los riesgos citados con mayor frecuencia por los críticos del llamado alivio cuantitativo del banco central, sigue proyectada en la meta de la Fed de un 2% o menos en el futuro previsible.
 
En comentarios inusualmente directos sobre política monetaria, advirtió que los recortes de gastos a corto plazo, que entrarán en efecto a fines de esta semana, amenazarán una expansión económica ya difícil.
 
"El Congreso y el Gobierno deberían considerar reemplazar los agudos recortes de gastos (...) con políticas que reduzcan el déficit federal más gradualmente en el corto plazo, pero más sustancialmente a largo plazo", comentó Bernanke.
 
La economía estadounidense se frenó con fuerza en el cuarto trimestre del 2012, pero en general se pronostica que crezca alrededor de un 2 por ciento o más este año. El desempleo se ha mantenido elevado y registró una lectura de un 7,9 por ciento en enero.
 
Bernanke dijo que el persistente desempleo era un flagelo con efectos potencialmente de larga duración para Estados Unidos.
 
Se evitó la deflación
 
Bernanke dijo también que las medidas que tomó la institución han reducido de manera significativa los riesgos de deflación para la economía, pero destacó que la política monetaria no puede compensar los efectos de posibles recortes en el gasto fiscal.
 
Añadió que Estados Unidos tiene una exposición moderada a la deuda soberana de Italia, donde se celebró una elección parlamentaria cuyo resultado incierto ha provocado temor en los mercados sobre el futuro de las reformas ecomómicas en ese país.
 
El presidente de la Fed destacó que la entidad cuenta con las herramientas necesarias para achicar su hoja de balance cuando sea el momento adecuado.