BBVA estima contracción de 4.5% para PIB de México en 2020
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

BBVA estima contracción de 4.5% para PIB de México en 2020

COMPARTIR

···
menu-trigger

BBVA estima contracción de 4.5% para PIB de México en 2020

bulletEl banco estima que este impacto negativo dependerá de las acciones que tome el gobierno federal para contener el nuevo coronavirus.

Guillermo Castañares
20/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El banco BBVA estimó este viernes que la economía de México tendrá un retroceso de 4.5 por ciento en 2020, esto producto de la expansión del coronavirus en territorio nacional y a la interrupción de las cadenas de suministro, principalmente en Estados Unidos.

"El brote del COVID-19 tendrá un fuerte impacto negativo sobre las economías a nivel global. En un entorno de choques generalizados sobre la oferta y demanda globales derivados del COVID-19 (...), México no está aislado de las disrupciones en las cadenas de valor y será severamente afectado por el previsible desplome de la producción y la demanda en Estados Unidos", aseveró BBVA.

El banco estima que este impacto dependerá mucho de las acciones que tome el gobierno federal para contener el brote del nuevo coronavirus.

"El momento de tomar decisiones llegó, y estas determinarán si la caída en la actividad económica tiene corta o larga duración, y, mucho más importante aún, si significarán que el contagio logra eventualmente contenerse o se traducirán en un innecesario crecimiento exponencial. Las decisivas medidas que están tomando otros países son necesarias. Seguramente se terminarán tomando en México, entre más pronto, mucho mejor", puntualizó.

BBVA indicó que, si bien esta estimación implica una caída de 4.5 por ciento, la proyección económica es de un proceso que se tiene que realizar con incertidumbre considerable y que, en este caso en particular, la incertidumbre es todavía mayor.

Además, la institución financiera recalcó que es altamente probable que se requieran destinar cuantiosos recursos públicos para contrarrestar los efectos económicos negativos derivados del COVID-19, por lo que habría que renunciar a la meta de 0.7 por ciento del PIB para el balance primario de 2020.

"En coyunturas como la actual, los objetivos fiscales deben pasar a segundo plano; lo importante y urgente debe ser, en nuestra opinión, apuntalar los sistemas de salud y otorgar apoyos, en especial a los trabajadores del sector servicios y de la economía informal, que verán una drástica reducción en sus ingresos", destacó.