Barclays recorta expectativa de crecimiento para México de 0.5% a -2% en 2020
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Barclays recorta expectativa de crecimiento para México de 0.5% a -2% en 2020

COMPARTIR

···
menu-trigger

Barclays recorta expectativa de crecimiento para México de 0.5% a -2% en 2020

bulletEl banco inglés señaló que es probable que la mayoría de los efectos negativos para la economía mexicana se vean en el segundo trimestre de este año.

Rubén Rivera
13/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El banco inglés Barclays recortó este viernes radicalmente su pronóstico de crecimiento para la economía mexicana en 2020, al pasar de 0.5 por ciento a una contracción 2 por ciento.

Lo anterior sería consecuencia de tres choques negativos causados por el impacto del nuevo coronavirus, apuntó en un documento de análisis Marco Oviedo, economista en jefe para América Latina de Barclays.

“En general, ahora esperamos que la economía mexicana se contraiga 2 por ciento año contra año en 2020, y es probable que la mayoría de los efectos negativos se vean en el segundo trimestre, un trimestre en el que esperamos una contracción de 1.7 por ciento, mientras que es probable que la recuperación después de eso tenga forma de 'U', y se podría ver un mejor crecimiento más cerca de primer trimestre del 2021, ya que los factores locales podrían continuar teniendo un mayor peso”, señaló Oviedo.

Los tres shocks a los que hace referencia el banco para recortar su pronóstico son las interrupciones en las cadenas de suministros; una reducción de la actividad global de viajes de negocios y turismo; y la propagación de la enfermedad en México que no está siendo efectivamente rastreada y podría ocasionar que el gobierno reaccione demasiado tarde para frenar la tasa de contagio.

“En nuestra opinión, una vez que el Gobierno tenga una medición más exacta del impacto potencial, probablemente implementará los protocolos recomendados, lo que implicaría una reducción de las actividades sociales, afectando significativamente al sector de servicios. El shock podría ser similar al observado durante el episodio de H1N1 cuando el sector de servicios disminuyó 1.6 por ciento en el segundo trimestre de 2009 en medio de la interrupción de las actividades sociales durante una semana”, añade en el documento de análisis.