Economía

Banxico necesita más tiempo para confirmar desaceleración de inflación: Díaz de León

La Junta de Gobierno mantuvo la tasa de interés en 4.25%, pero dos de sus miembros votaron por reiniciar el ciclo de recortes pausado en noviembre.

El Banco de México (Banxico) necesita más tiempo para confirmar si la inflación se está desacelerando en dirección a la meta antes de reanudar un ciclo de flexibilización monetaria, dijo el gobernador Alejandro Díaz de León, después de que la institución dejara la tasa de interés sin cambios.

Los encargados de la política monetaria quieren ver si los profundos descuentos del 'Buen Fin' durante noviembre en la segunda economía más grande de América Latina disminuirán o persistirán, dijo en una entrevista con Bloomberg News el jueves por la noche.

El Banco Central ahora tendrá dos meses de datos para evaluar la evolución de los precios antes de su próxima reunión, después de un intervalo de solo cinco semanas entre las dos últimas decisiones, agregó.


La próxima decisión de política monetaria del Banxico se dará a conocer el próximo 11 de febrero.

Díaz de León señaló que esto les permitirá ver y confirmar a qué nivel se consolidará la inflación o cuál será la tendencia.

Si bien el Banco Central mantuvo el jueves los costos de endeudamiento sin cambios en 4.25 por ciento, como esperaba la mayoría de los economistas, la decisión se tomó después de una dividida votación de 3 a 2 en su Junta de Gobierno, lo que sugiere que es posible una nueva reducción a principios de 2021.

Después de superar el rango objetivo de Banxico entre agosto y octubre, la inflación se desaceleró precipitadamente a 3.3 por ciento el mes pasado, debido en gran parte al período prolongado de descuentos.


Este impacto estacional puede conducir a precios más bajos que persisten o, por el contrario, a choques de oferta que aceleran la inflación, comentó Díaz de León, y agregó que los encargados de la política monetaria quieren identificar mejor la tendencia.

Si bien hay un buen número en noviembre, la idea era dar un espacio adicional para confirmar esta convergencia de la inflación hacia la meta, dijo el gobernador.

El banco se enfrenta tanto a la peor contracción económica en casi un siglo como a precios al consumidor resistentes, lo que lo llevó a pausar hace un mes un ciclo de flexibilización récord de 11 recortes en los costos de endeudamiento.

Durante la entrevista, Díaz de León también dijo que la decisión de México de aumentar el salario mínimo en 15% para 2021 es "muy atípica" durante una crisis, pero que no estaba claro qué impacto tendría en la inflación debido a la incertidumbre actual sobre la economía.