Economía

Revisa al alza Banxico sus pronósticos de crecimiento

En su escenario central, el Banco de México calcula que el PIB de México avance 4.8 por ciento en este 2021.

El Banco de México (Banxico) actualizó el miércoles sus pronósticos para la economía del país.

Como ha venido ocurriendo desde el inicio de la pandemia de COVID-19, el Banco Central no ofreció una, sino tres previsiones.

En su escenario central, el Banxico calcula que el PIB de México avance 4.8 por ciento en este 2021. El panorama más optimista vería crecer la economía en 6.7 por ciento, mientras que en el extremo pesimista, el alza sería solo de 2.8 por ciento.


La institución subrayó, en el informe trimestral octubre-diciembre de 2020, que el desarrollo, producción y distribución de vacunas contra el nuevo coronavirus permiten una perspectiva más favorable para el mediano plazo.

También hizo mención a las interrupciones del suministro eléctrico y de gas que se vio en febrero pasado y que fueron ocasionadas por el congelamiento de ductos en Texas.

"Se espera que, en el corto plazo, lo anterior tenga ciertos efectos adversos sobre la trayectoria de recuperación", indicó el Banxico.

Estos pronósticos representan una mejora con respecto a los publicados en noviembre, cuando México aún no aprobaba ninguna dosis contra el nuevo coronavirus ni había iniciado su proceso de vacunación.


En aquella ocasión, el Banco Central calculaba avances de 3.3 por ciento (escenario central), 5.3 por ciento (mejor escenario), y 0.6 por ciento (peor escenario).

También se dan a conocer después de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) confirmó que la economía mexicana se desplomó 8.5 por ciento en 2020, su peor contracción en casi 90 años.

La actualización del Banxico parece ir en línea con las mejoras que otras instituciones y especialistas han hecho sobre el pronóstico para la economía de México: El consenso más reciente de los analistas consultados por el Banco Central calcula que el PIB avance 3.89 por ciento (desde un 3.74 por ciento previo).

En los casos del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la calificadora Moody's, la expectativa es que el 'rebote' sea de 3.7, 4.3 y 5.5 por ciento, respectivamente, impulsado por un factor en común: Estados Unidos.

Los tres organismos consideran que el desempeño de la economía estadounidense ejercerá de 'trampolín' para la de México. Para que eso se concrete, el proceso de vacunación contra el COVID-19 será clave y EU apunta a mantener el liderazgo a nivel mundial del proceso.

El martes, el mandatario Joe Biden afirmó que todos los adultos estadounidenses contarán con las vacunas para mayo, dos meses antes de lo previsto. Que EU avance lo más pronto posible en su plan de vacunación puede ser benéfico para el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, pues la administración estadounidense ha dicho que no planea compartir las dosis anti-COVID hasta garantizar las necesarias para su población.

México inició su plan de vacunación en diciembre, con la vacuna diseñada entre Pfizer y la empresa alemana BioNTech, pero vio un 'parón' de alrededor de un mes en los envíos debido a trabajos de mejora en las planta que produce las dosis en Bélgica.

Si EU alcanza en mayo su meta de garantizar las dosis anti-COVID para todos sus adultos, su vecino del sur podría no solo recibir dosis de Pfizer desde un punto más cercano (la planta de la farmacéutica está en Michigan), sino también podría abrirse la opción de recibir otras vacunas como la de Johnson & Johnson (de una sola dosis) o Moderna, esto solo en caso de que el Gobierno buscará contratos con esas farmacéuticas.

López Obrador señaló, después de la reunión de trabajo virtual con Biden, que la posibilidad de que México tenga acceso a vacunas de Estados Unidos no estaba cerrada.

"Lo que le puedo decir al pueblo de México es que hubo aceptación de nuestra propuesta acerca de la necesidad que tenemos de enfrentar la mejor manera posible la pandemia y la necesidad de contar con las vacunas", declaró el martes.

Pero el proceso de recuperación podría encontrar un obstáculo en la recién aprobada reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, que ha sido defendida por López Obrador como un instrumento para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad.

Expertos y representantes del sector privado señalan que las modificaciones afectarán el atractivo de México para la inversión pues cambia las reglas de operación de las empresas de energía renovable.

Al respecto, el mandatario anunció este miércoles en su conferencia de prensa que se empezará a renegociar contratos con Iberdrola y otras 10 compañías con participación en el sector eléctrico.

"No estamos en contra de los empresarios, estamos en contra de la corrupción. Se pueden seguir haciendo negocios, pero con legalidad, sin sobornos y con ganancias razonables", declaró.

Pronósticos factibles: analistas

Ernesto O'Farrill, presidente de Bursamétrica, aseveró que es factible llegar al crecimiento del 6.7 por ciento, sin embargo, consideró que aún con este avance no se recuperarían los niveles de la economía vistos antes de la pandemia.

"Volveríamos a los niveles del PIB prepandémicos hacia 2024, porque no vemos ninguna política que incentive la inversión; los siguientes años los vemos muy anémicos, con crecimientos del 2 por ciento si bien nos va, entonces ya todo el sexenio se perdió", aseveró.

Jorge Gordillo, director de análisis de CI Banco, coincidió en que es viable ver cualquiera de los escenarios planteados por Banxico, dada la elevada incertidumbre que prevalece en el país, y mucho dependerá de la recuperación en Estados Unidos, además de la vacunación en el país.

"Hay mucha incertidumbre sobre cuál es el proceso de recuperación. Todo depende de la velocidad en la que se logre la vacunación, el manejo del control de la pandemia y por supuesto la fuerte recuperación de Estados Unidos", dijo.

En tanto, Amín Vera, director de análisis económico de BW Capital, sostuvo que un crecimiento de más del 6 por ciento matemáticamente es factible, y se debería en gran medida al manejo de la pandemia a la par de la vacunación.

"Se requieren de varias condiciones, que en este momento todavía se ven lejanas. La primera es la eliminación total del riesgo asociado a un nuevo cierre de la economía como consecuencia de una tercera ola de infecciones de Covid-19", dijo y advirtió que sería catastrófico que se imponga el semáforo amarillo o incluso el verde en la temporada vacacional de Semana Santa.

Empleo

El Banxico prevé que en 2021 se generen entre 250 mil y 570 mil puestos de trabajo en el país, con base en las actualizaciones para el crecimiento de la economía.

En el informe trimestral previo, la institución estimaba que se crearían entre 150 y 500 mil puestos de trabajo a lo largo de este año.

Cabe recordar que el año pasado, la pandemia causó la pérdida de 647 mil empleos formales, de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Cuenta corriente

La institución estima que, en línea con las nuevas actualizaciones, el saldo en la balanza comercial sea de entre 1.5 y 6.5 mil millones de dólares, cifras que representan entre 0.1 y 0.5 por ciento del PIB.

Por otra parte, el saldo en la cuenta corriente estaría entre menos 7.1 mil y 3.5 mil millones de dólares (-0.5 y 0.3 por ciento del PIB).

En su informe trimestral de julio-septiembre 2020, el Banco Central anticipó que el saldo en la balanza comercial sería de entre mil y 9.2 mil millones de dólares, es decir, entre 0.1 y 0.8 por ciento del PIB, mientras que el saldo de la cuenta corriente estaría entre menos 9.4 mil y 1.9 mil millones de dólares (-0.8 y 0.2 por ciento del PIB).

Inflación

Sobre este índice, el Banxico prevé que alcance un nivel de 4.3 por ciento durante el segundo trimestre de este año.

En la primera quincena de febrero, la inflación registró su mayor nivel en casi cuatro meses (3.84 por ciento).

El Banco Central pronostica que el índice cerrará en el último trimestre de 2021 en un nivel de 3.3 por ciento.