menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Banxico arriesga su credibilidad: analistas

COMPARTIR

···
menu-trigger
Economía

Banxico arriesga su credibilidad: analistas

bullet

22/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Marcela Ojeda Castilla
 
En su reciente comunicado de política monetaria, el Banco de México (Banxico) adoptó implícitamente un doble mandato, al dar igual prioridad al crecimiento económico que a la inflación, con lo cual viola su mandato constitucional, enfatizó Alfredo Coutiño, director de Moody's Analytics para América Latina.
 
El artículo segundo de la Ley del Banxico establece que el objetivo prioritario del banco central es procurar la estabilidad del poder adquisitivo de nuestra moneda —mediante el control de la inflación—.
 
Coutiño agregó que con su postura monetaria prematura, el Banxico también arriesga su credibilidad y la efectividad de sus anuncios.
 
Dijo que, hasta ahora, el Banxico ha desempeñado bien su papel de "líder" frente al mercado, al conducirlo con sumisión y lograr convencer a los participantes, de igual forma, cuando preanuncia un alza o una baja de tasas, aunque no se hayan cumplido.
 
Sin embargo, advirtió que la prolongación de su papel de "líder verbal" podría llevar al banco central a una pérdida de efectividad e incluso credibilidad en sus anuncios, "pues a pesar de que los mercados le hayan creído cuando planteó posibles bajas o alzas de tasas, en los últimos dos años nunca se materializaron.
 
"El Banxico nuevamente cambió de opinión y le dice otra vez al mercado que está dispuesto a recortar la tasa de interés para apoyar a la economía ante un eventual choque externo, cuando hace apenas dos meses todavía decía que podía subirlas ante la amenaza inflacionaria latente", agregó el especialista.
 
Dijo que señalar como aconsejable bajar la tasa para facilitar el ajuste de la economía a una situación de menor crecimiento económico y una inflación más baja, no sólo es una postura monetaria prematura.
 
También da la sensación de que el Banxico ya funciona con un doble mandato, pues el principal argumento de su comunicado recae más en proteger a la economía, a pesar de que la inflación aún está arriba de su objetivo de 3%.
 
"Seguidores sumisos"
 
Insistió en que ahora que el Banxico, prematuramente, reabre las puertas a una baja de tasas, "los mercados bien podrían tomarlo con más reserva, a menos que los participantes continúen desempeñando su papel de 'seguidores sumisos'".
 
También enfatizó que, dado que el único mandato constitucional del banco central es preservar la estabilidad de los precios, no puede utilizar la política monetaria bajo el argumento de ayudar a la economía.
 
"Sólo puede hacerlo ante una situación de deflación que amerite la generación de demanda interna para evitar el desplome de los precios al consumidor.
 
"Mientras la inflación no caiga muy por debajo de su objetivo de 3%, cualquier recorte de tasas obedece más al objetivo de crecimiento que al de la estabilidad de precios", acotó.
 
En un análisis sobre el anuncio del viernes del Banxico, Coutiño comentó que en realidad no está mal que la política monetaria pueda tener injerencia en el crecimiento económico, siempre y cuando el mandato del banco central sea doble, pues si no, lo violaría.
 
"Lo único que falta es que el Congreso de la Unión oficialice ese mandato monetario dual", indicó Coutiño ante la postura que el Banxico reflejó en su más reciente comunicado de política monetaria.
 
Refirió que otro elemento que llama la atención en el comunicado es la expectativa del Banxico, en el sentido de que la inflación puede seguir a la baja, "cuando lo que parece más probable es que inicie una tendencia al alza".
 
Afirmó que aun con inflaciones mensuales moderadas y deflación en abril y mayo, el efecto aritmético de la baja base de comparación del primer semestre de 2012 hará que las tasas anuales presenten una tendencia al alza a partir de febrero de 2013 y hasta mediados de año.
 
Ante este escenario, Alfredo Coutiño apuntó que "bajar la tasa de interés cuando la inflación anual puede ir al alza, no parece ser una política (monetaria) consistente".