Banxico advierte del riesgo de recorte en calificación crediticia
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Banxico advierte del riesgo de recorte en calificación crediticia

COMPARTIR

···

Banxico advierte del riesgo de recorte en calificación crediticia

La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador corre el riesgo de un recorte a la calificación soberana de la deuda del país, si no cumple con el programa fiscal y de gasto público.

Esteban Rojas
04/01/2019
Actualización 04/01/2019 - 7:00
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

De no cumplirse con lo comprometido en materia fiscal y de gasto público por parte de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, así como en caso de que se presenten desviaciones importantes en algunas variables financieras clave, se corre el riesgo de que pueda revisarse a la baja la calificación soberana de la deuda nacional, advirtieron las minutas de la última reunión de la Junta de Gobierno del Banco de México.

“Uno de ellos señaló como riesgos adicionales que se intensifique la disminución del gasto público, que típicamente ocurre al inicio de una nueva administración, como resultado de la salida de servidores públicos con mayor experiencia a consecuencia de las medidas de austeridad y que tenga lugar una revisión de la calificación crediticia soberana que conduzca a un mayor costo financiero”, se advierte en el documento dado a conocer ayer.

Para la mayoría de los integrantes de la Junta de Gobierno, el paquete económico para 2019 “es consistente con el fortalecimiento requerido en este rubro y fue elaborado con base en un escenario macroeconómico con supuestos realistas”.

Sin embargo, ahora falta que efectivamente se cumpla con lo establecido, se remarcó por parte de algunos integrantes de la Junta. Sobre todo preocupa que en materia de gasto se le dé un mayor peso a acciones tendientes a incrementar el consumo, en detrimento de la inversión.

“El tono del contenido de las minutas del Banco de México tuvo un sesgo restrictivo en lo general, al poner énfasis en un balance de riesgos para la inflación al alza, acompañado con advertencias en el sentido de que se deben respetar la líneas acordadas en materia fiscal y de gasto, con lo cual se dejó la puerta abierta a un nuevo aumento en tasas, ello también dependiendo del desempeño de algunas variables clave”, señaló Jorge Gordillo, director de Análisis Económico y Bursátil de CIBanco.

La política monetaria del Banco de México se aplica en el filo de la navaja representado por una inflación que se resiste a caer, acompañado con señales de pérdida de fuerza en la economía, lo cual complica tomar decisiones en materia de tasas de interés.

En las minutas se destaca la necesidad de mantener una política monetaria prudente en los próximos meses, lo que se puede reflejar en la necesidad de mantener tasas de interés elevadas por un tiempo prolongado, sin descartar la posibilidad de volverlas a elevar.

“Todos los miembros de la Junta de Gobierno coincidieron en que la política monetaria continúa enfrentando una situación compleja, caracterizada por un elevado nivel de incertidumbre, en el que el balance de riesgos para la inflación mantiene un sesgo al alza, en el que se han materializado algunos de los riesgos anticipados para esta, tanto bajo una perspectiva de corto, como de largo plazo, así como por la posibilidad de que se vean afectadas las expectativas de inflación de mediano y largo plazos”, se sostiene en las minutas de política monetaria del instituto central.

Las tasas de interés implícitas marcan un moderado sesgo alcista en la tasa de referencia del Banco de México para el primer trimestre del 2019, mientras para que el resto del año se observa una mayor estabilidad, de acuerdo con datos de Bloomberg.

En el mercado de futuros se le da una probabilidad de un 53 por ciento a que el Banco de México aumente su tasa de referencia en su primera reunión del año, programada para el próximo 7 de febrero.

Dentro de los factores positivos que le pueden restar presión de alza en las tasa del Banco de México es el hecho de que posiblemente no se tendrá al ferrocarril de la Reserva Federal de Estados Unidos en contra, dado que prácticamente se ha reducido la posibilidad de que suba a su tasa de interés en este año, ante los signos cada vez más evidentes de desaceleración en la economía norteamericana.

El otro factor se relaciona hasta ahora con el tipo de cambio del peso con el dólar, el cual cerró este jueves en 19.5875 unidades, por debajo de los 19.9365 reportado cuando el Banco de México anunció su tercer aumento en su tasa de referencia del año, el 20 de diciembre del 2018.

Cabe destacar que en la pasada reunión ya no estuvo Roberto del Cueto Lagaspi, dado que su renuncia al instituto fue efectiva a partir de finales de noviembre del 2018. Por lo tanto, solamente participaron en la decisión el gobernador Alejandro Díaz de León Carrillo y los subgobernadores Irene Espinosa Cantellano, Javier Eduardo Guzmán Calafell y Manuel Ramos Francia.

En el caso del Manuel Ramos Francia dejó también de ser gobernador a partir de este año.

El presidente López Obrador ha propuesto como candidatos a Jonathan Heath y Gerardo Esquivel como subgobernadores del Banco de México, los cuales tienen que ser aprobados por el Senado de la República.

La correlación de fuerza en el instituto central cambiara en 2019, lo que puede dar lugar a nuevos matices en la orientación de la política monetaria.

Placeholder block