Bancos centrales compran más oro
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bancos centrales compran más oro

COMPARTIR

···

Bancos centrales compran más oro

El aumento se debió a la acumulación de reservas en economías de mercados emergentes ante una mayor incertidumbre.

Jassiel Valdelamar
13/02/2019
Los bancos centrales de los mercados desarrollados continuaron reduciendo las reservas de oro por segundo año consecutivo.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Las tenencias oficiales de oro de los bancos centrales alcanzaron una cifra récord de 33 mil 700 toneladas en 2018, impulsadas principalmente por la acumulación de reservas en economías de mercados emergentes ante una mayor incertidumbre, de acuerdo con el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF) y el Consejo Mundial del Oro.

Dado que los bancos centrales de los mercados desarrollados continuaron reduciendo las reservas de oro por segundo año consecutivo, la demanda del metal fue impulsada principalmente por los bancos centrales de economías emergentes en 2018, con compras netas que superaron las 225 toneladas.

Sin embargo, esto marca una desaceleración en las compras netas del metal de más de 420 toneladas en 2017, en línea con la desaceleración de los flujos de capital de mercados emergentes en 2018, según la institución.

Turquía fue un factor importante aquí, ya que después de acumular más de 185 toneladas de oro en 2017, el banco central turco redujo sus explotaciones en 75 toneladas el año pasado. En contraste, India, China, Kazajstán, Hungría y Rusia aceleraron las compras oficiales de oro en 2018, reflejando en parte los esfuerzos para crear amortiguadores de precaución en un contexto de incertidumbre política y tensiones geopolíticas”, señaló.

De acuerdo con el IIF, el ritmo de acumulación fue el más lento desde 2008, cuando la crisis financiera mundial obligó a algunos bancos centrales a liquidar las tenencias de oro.

En el caso de México, las reservas de oro se mantuvieron en 120 toneladas, volumen que no ha variado desde finales de 2016.