Economía

BanCoppel pide mejorar reforma a la Ley de Banxico para evitar efectos negativos en el país

La institución bancaria llamó a discutir ampliamente y enriquecer la propuesta que se discute en la Cámara de Diputados.

La propuesta legislativa que se discute en la Cámara de Diputados para reformar la Ley del Banco de México en materia de captación de divisas debe discutirse ampliamente para enriquecerla y mejorarla, y con ello evitar efectos negativos para el país, pidió BanCoppel.

La institución bancaria, que forma parte del grupo comercial del mismo nombre, informó también que apoya el llamado emitido por la Asociación de Bancos de México (ABM), en el sentido de discutir ampliamente y enriquecer la propuesta legislativa para reformar la Ley del Banco de México.

Además, aseguró que contrario a lo que indican diversas versiones que han circulado en medios, "BanCoppel no es beneficiario de la iniciativa de Ley relativa al Banco de México, en virtud que no participa en el mercado de recepción de dólares en efectivo en ventanilla".


Uno de los servicios que ofrece BanCoppel es la recepción de remesas de mexicanos que viven en Estados Unidos, en donde el 100 por ciento de las remesas que se reciben se pagan siempre y de manera exclusiva en pesos mexicanos, por lo que es un banco al alcance de todos los mexicanos y opera bajo la regulación que ordena el Banco de México, agregó.

En el Senado, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal, se manifestó a favor de formar un grupo de trabajo interinstitucional para mejorar la Ley del Banco de México (Banxico) en materia de captación de moneda extranjera en efectivo y se concluya su procedimiento en febrero.

De acuerdo con el líder de Morena, la Cámara alta mantendrá una actitud "responsable" y de escuchar a todos, por lo que están dispuestos a abrir la discusión y análisis, con el objetivo de enriquecer la minuta aprobada en el Senado y remitida a la Cámara de Diputados.

El 9 de diciembre, el pleno del Senado aprobó la reforma mediante la cual se busca facilitar la captación de moneda extranjera en efectivo por parte de las instituciones financieras, obligando al banco central a ser el comprador de los excedentes que estas no puedan repatriar.

Ante ello, el Banxico reiteró que las autoridades competentes en materia de prevención del lavado de dinero coinciden en las afectaciones que el proyecto ocasionará en los estándares que el sistema financiero debe establecer al operar con billetes y monedas extranjeros, que son considerados de alto riesgo, así como el contagio de ese riesgo al banco central.