menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bancomer y Banorte 'celebran' acuerdo México-EU pero tienen sus reservas

COMPARTIR

···
menu-trigger

Bancomer y Banorte 'celebran' acuerdo México-EU pero tienen sus reservas

bulletAmbas instituciones consideraron que este acuerdo coincide con sus perspectivas de mantener el TLCAN, pero acotaron que aún falta camino por avanzar.

Jeanette Leyva
27/08/2018
Los dos mayores bancos del celebraron el acuerdo México-EU difundido este lunes.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El acuerdo de entendimiento alcanzado por México y Estados Unidos en materia comercial es un primer paso benéfico para ambos países, lo que mantiene la perspectiva de que la relación comercial se mantendrá aun cuando falta que Canadá se incorpore a las pláticas, coincidieron los dos mayores bancos del país.

Para Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer, el banco más grande de México, consideró que el acuerdo alcanzado “es positivo para ambos países; ya que resultaba fundamental para México”, al recordar que la mayor Inversión Extranjera Directa viene de Estados Unidos.

Adicionalmente, afirmó que se reduce la incertidumbre y se disipa el riesgo de la industria manufacturera mexicana, que es una de las más dinámicas actualmente.

Serrano señaló que la relación entre las dos economías es de alta relevancia, principalmente para México, ya que “destina 80 por ciento de sus exportaciones, y del que se recibe alrededor de la mitad de la inversión extranjera directa”.

Aunque en su opinión, es necesario conocer más a fondo los detalles del acuerdo, en la parte agropecuaria es importante que se descartó la propuesta estadounidense para regular estacionalmente las importaciones de productos agropecuarios ante el compromiso de México de realizar compras inmediatas de este tipo de productos.

Mientras que la incorporación de Canadá dijo sería deseable, pues esto “potenciaría el alcance y profundidad del Tratado”, y recordó que aún hacen falta las aprobaciones en los distintos Congresos de los países firmantes para tener una certeza de los beneficios en el mediano y largo plazo.

Por separado, el área de análisis económico de Grupo Financiero Banorte, encabezada por Gabriel Casillas, consideró que ya que se solucionaron los temas bilaterales entre México y Estados Unidos, ahora Canadá podrá regresar a la mesa de negociación, esto tras alcanzarse acuerdos en reglas de origen en el sector automotriz; en la cláusula de terminación automática conocida como cláusula Sunset; mecanismos de solución de controversias; comercio digital, entre otros.

“En nuestra opinión, este acuerdo es positivo y se encuentra en línea con nuestra perspectiva de que el TLCAN se mantendrá”, explicó.

Acerca de lo hasta ahora acordado respecto a que se estableció un requerimiento de que entre el 40 por ciento y 45 por ciento de los trabajadores mexicanos ganen al menos 16 dólares por hora (alrededor de 300 pesos, superando los niveles actuales de alrededor de 150 pesos), estimaron que si bien es cierto que esto podría eventualmente restar competitividad a México, con la revolución tecnológica, las tareas repetitivas estarán en manos de robots, con las empresas demandando mano de obra más preparada y, por lo tanto, con mejores remuneraciones.

Para Banorte, el acuerdo es positivo y se encuentra en línea con su perspectiva de que el TLCAN se mantendrá, aunque reconoció que si bien los tres países se encuentran cerca de un acuerdo, todavía falta un largo proceso por recorrer.

En el caso de México, el Senado –que entra en sesión con una nueva composición el 1 de septiembre–, tendrá que aprobar los cambios mediante una mayoría simple, que podrá ser firmado por el presiente en turno. Dependiendo del tiempo, este podría ser firmado por Enrique Peña Nieto o por Andrés Manuel López Obrador.

Por parte de Estados Unidos, la propuesta se debe llevar al Senado, que tendrá un periodo de consulta de 90 días con las partes involucradas. Una vez que se finalice este periodo, el Senado podría aprobar estas medidas mediante una mayoría simple, para después ser firmado por el presidente Trump.

En este contexto, consideran que “una de las victorias más importantes para México el día de hoy es que podrá mantener un marco legal común, al menos en términos de la relación con Estados Unidos, lo que refuerza también las instituciones del país”.