Banca supera "notablemente" capital requerido en Basilea III: ABM
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Banca supera "notablemente" capital requerido en Basilea III: ABM

COMPARTIR

···
menu-trigger
Economía

Banca supera "notablemente" capital requerido en Basilea III: ABM

bullet

14/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Notimex

 
A mes y medio de que entraron en vigor las nuevas reglas de capital, la banca en México supera notablemente el 10.5% requerido, aunque insiste en la eliminación del requerimiento de cotizar en bolsa, como se establece en Basilea III.
 
El presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Jaime Ruiz Sacristán, destacó que la banca en el país mantiene un Índice de Capitalización (ICAP) de 15.7% a noviembre del año pasado, porcentaje observado al término de 2011.
 
Si bien reconoció que hasta el momento todavía no se tienen cifras de cómo va a salir la banca en México siendo el sistema bancario mexicano el primero en aplicar estas medidas de manera anticipada-, "estamos estimando que va a ser un impacto muy pequeño", expresó.
 
Con base en las estadísticas del Banco de México, de 2006 a noviembre de 2012, el ICAP más alto observado en la banca mexicana fue en 2009, —el primer año de la crisis más fuerte a nivel global— con un 17.3%.
 
De acuerdo con analistas, la banca en México podría cumplir sin problemas el nivel de solvencia solicitado en Basilea III apenas 0.5% más de lo que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ya exigía en las disposiciones de alertas tempranas.
 
Sin embargo, la ABM como gremio aún negocia con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) excluir el que los bancos tengan que cotizar en el mercado de capitales o bolsa para emitir obligaciones subordinadas convertibles en acciones (COCOs).
 
Por su parte y respecto a la reciente modificación a la Ley de Amparo, el presidente Ejecutivo de la ABM, Luis Robles Miaja, comentó que actualmente las autoridades cuentan con lineamientos legales dentro de las leyes financieras que responden a lo que motivó las modificaciones al artículo 129 fracción XI de dicha regulación.
 
Entre estos cambios, mencionó la incorporación dentro de la Ley de Instituciones de Crédito, los conceptos de alertas tempranas, con lo que a partir de Basilea III, al registrar un 10.5% de capital hacia abajo, la propia norma impide realizar una serie de medidas corporativas que pueden llegar incluso a casos tan drásticos como impedir el pago de bonos a funcionarios, pago de dividendos, entre otras.
 
En segundo lugar, abundó, está el capítulo de resoluciones bancarias, que es donde se creó el Consejo de Estabilidad Financiera, que puede asumir una serie de medidas ante una situación de insolvencia o falta de liquidez de una institución por reducir su ICAP establecido en la propia Ley.
 
Así, el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB) puede intervenir y liquidar al banco, aunado a que eventualmente el gobierno puede rescatar a los ahorradores más no a los accionistas.
 
Robles Miaja señaló que al eliminar la suspensión en caso de una intervención, al presentar un amparo ya no se puede pedir que se suspenda el acto, ya sea de intervención, resolución o quiebra bancaria.
 
Recordó que antes de la modificación, el juez podía valorar si el acto de resolución estaba debidamente fundado y motivado, y si los elementos, los hechos en los cuales se fundaba la intervención eran o no procedentes para efectos del juicio de amparo.
 
"Al eliminar la suspensión ya no tengo ese medio de defensa, entonces cualquier intervención entra la autoridad y pierdo ese mecanismo de defensa", más no así el amparo, que quede muy claro, manifestó.
 
Luis Robles subrayó que en la situación de un banco, en ningún momento se pondría en riesgo el dinero de los ahorradores en caso de presentarse un caso de intervención o quiebra con la modificación a la Ley de Amparo.
 
Ello, porque más de 98% de los usuarios del sistema financiero mexicano tiene garantizada la integridad de sus depósitos por parte del IPAB.
 
"Es fundamental que se entienda, porque la banca mexicana tiene un seguro de depósitos de primer nivel donde más de 98% está garantizado en sus depósitos por el IPAB. Es muy importante", concluyó.