menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bajan las proyecciones de crecimiento de América Latina; se mantienen las de México

COMPARTIR

···
menu-trigger

Bajan las proyecciones de crecimiento de América Latina; se mantienen las de México

bulletEl organismo estima que para el 2019 las proyecciones de las regiones de las que se encarga tendrán riesgos debido al deterioro del ambiente financiero laboral y las crecientes tensiones comerciales.

Redacción
17/10/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) ajustó a la baja sus proyecciones de crecimiento de la actividad económica de la región en 2018 debido a los riesgos que representa el deterioro del ambiente financiero global y las tensiones comerciales.

La Comisión espera una expansión promedio de 1.3 por ciento en América Latina y el Caribe, levemente inferior a la pronosticada en agosto pasado de 1.5 por ciento.

Para México el estimado de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) se mantuvo en 2.2 por ciento para este 2018 y para 2019 su pronóstico es una marginal mejoría a 2.3 por ciento, lo cual sería un ritmo de expansión superior al promedio previsto para la región de 1.8 por ciento.

Las proyecciones para 2019 se dan en un contexto de aumento de la incertidumbre y de los riesgos en el mediano plazo, en particular para América Latina y el Caribe el de un mayor deterioro del ambiente financiero internacional, señala el documento. Los altos niveles de deuda corporativa y soberana acumulados a lo largo de años de condiciones financieras globales laxas, constituyen un riesgo para algunas economías más expuestas a los cambios en el escenario financiero.

Además, en los últimos meses han venido escalando las tensiones comerciales y aunque éstas todavía solo se han visto reflejadas en moderadas revisiones a la baja del volumen proyectado de comercio mundial y de la actividad económica global para el año 2019, constituyen un riesgo para la actividad económica regional, advierte la CEPAL.

Las tensiones comerciales suponen un riesgo no solo para el volumen de comercio global y la tasa de crecimiento del mundo a mediano plazo, sino también para los precios de las materias primas y para las propias condiciones financieras globales.

“Ante este escenario internacional, la demanda interna jugará un papel importante en el crecimiento de la región durante el próximo año”, agrega la CEPAL y aunque con diferencias entre países, se espera un mayor aporte de la inversión y también que el consumo privado siga siendo un motor relevante de la demanda interna en 2019.

La dinámica del crecimiento mostrará diferencias entre países y subregiones, indica la CEPAL. Para las economías de Centroamérica se estima una tasa de crecimiento de 3.2 por ciento en 2018 y de 3.3 por ciento para el 2019. Si se toma en cuenta Centroamérica más México, la proyección para 2018 es de 2.4 por ciento y para 2019 de 2.5 por ciento.

En América del Sur, especializadas en la producción de bienes primarios, en especial petróleo, minerales y alimentos, crecerían a una tasa positiva de 0.7 por ciento este año y no el 1.2 por ciento previsto un par de meses atrás. Para el año 2019 se espera un mejor desempeño en esta subregión, que crecería 1.6 por ciento en promedio.