Aunque no le guste, Trump necesita a la Reserva Federal, ¿por qué?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Aunque no le guste, Trump necesita a la Reserva Federal, ¿por qué?

COMPARTIR

···

Aunque no le guste, Trump necesita a la Reserva Federal, ¿por qué?

El mandatario estadounidense requiere el apoyo de la institución encabezada por Jerome Powell para lograr uno de los objetivos más importantes para la economía de su país.

Bloomberg /Katherine Greifeld y Saleha Mohsin
17/07/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Donald Trump necesita ayuda de uno de sus 'sacos de boxeo' favoritos, la Reserva Federal, si realmente quiere tomar medidas para debilitar al dólar.

El presidente ha planteado reiteradamente la idea. Este mes tuiteó que Europa y China están jugando un "gran juego de manipulación de divisas" e hizo un llamado a Estados Unidos para "entrar al juego o seguir siendo los títeres".

También ha hecho ruido de manera interna, al lamentarse ante los candidatos para el consejo de la Fed que la fortaleza del dólar podría frenar el crecimiento económico.

Los funcionarios de la administración creen que para que cualquier iniciativa sobre el dólar tenga éxito, el Banco Central debe estar de acuerdo con la política y comunicar claramente su apoyo, según personas familiarizadas con el tema.

El Departamento del Tesoro y la Reserva Federal han coordinado las últimas tres intervenciones monetarias en EU, al dividir la cantidad negociada de manera equitativa entre ellas en 1998, 2000 y 2011 con el fin de impulsar el valor del dólar.

Pero incluso si el presidente presiona al Tesoro para que venda dólares para bajar el precio de la divisa, la Fed es en gran medida independiente y no hay garantía de que intervenga a la par. También está lejos de ser seguro que el Tesoro quiera ir por ese camino.

Constantemente, Wall Street ha generado análisis sobre las perspectivas de intervención hace poco, pero la mayoría aún ven la idea como un riesgo excepcional más que su caso central.

El Tesoro posee alrededor de 94 mil millones de dólares que podría usar para tratar de impactar en los mercados de divisas: una suma relativamente pequeña al considerar que el cambio de divisas es un negocio que supera los 5 billones de dólares al día.

El apoyo de la Fed duplicaría el impacto, al suponer que ambas organizaciones compartieran nuevamente el costo 50-50.

Pero si el Banco Central se mantuvo al margen, eso debilitaría la señal enviada a los mercados, mencionó el economista jefe de PGIM Fixed Income, Nathan Sheets.

"No tener a la Fed a bordo socavaría la credibilidad de la intervención", señaló Sheets, un funcionario del Tesoro durante la presidencia de Barack Obama.

"La participación de la Fed brindaría un respaldo técnico y fortalecería el argumento de que la iniciativa esté justificada por los fundamentos".

Los portavoces de la Casa Blanca no respondieron a una solicitud de comentarios y un portavoz de la Fed declinó comentar.

Un dólar fuerte les da a los consumidores de EU más dinero para comprar importaciones pero perjudica a los exportadores, lo que amplía los déficits comerciales que Trump prometió cerrar.