Aún insuficientes números mensuales de empleos en EU
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Aún insuficientes números mensuales de empleos en EU

COMPARTIR

···
menu-trigger
Economía

Aún insuficientes números mensuales de empleos en EU

bullet

06/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Efraín H. Mariano / Finsat
 
A pesar de que los empresarios de Estados Unidos agregaron en diciembre un número de empleos similar al mes previo, y que la tasa de desempleo permaneció en niveles cercanos a los mínimos de cuatro años, la cantidad de contrataciones aún es insuficiente como para esperar una mejoría sustancial y sostenida del mercado laboral.

El Departamento del Trabajo informó que las nóminas fuera del sector agrícola registraron un incremento de 155 mil en diciembre, ligeramente encima de la previsión de 150 mil plazas.

La tasa de desempleo, que fue revisada una décima al alza, se mantuvo estable en diciembre: 7.8 por ciento, desde la cifra original de 7.7 por ciento el mes previo.

Si bien es cierto que el desempleo registró un promedio de 8.1 por ciento en 2012 --su menor nivel en cuatro años--, lo expertos consideran que la economía estadunidense requiere crear alrededor de 250 mil empleos mensuales de forma sostenida para poder hablar de un mercado saludable y dinámico, capaz de llevar la tasa de desocupación al ideal nivel de 6.0 por ciento.

Por el momento, el actual ritmo de empleos, un promedio de 152 mil mensuales en 2012, respalda las expectativas de los analistas de que la economía crecería un débil 2 por ciento en 2013.

Algunos analistas también consideran que el ritmo de contratación de personal se mantiene demasiado débil como para que la Fed reconsidere sus planes de compra de bonos. El banco central estadunidense ha dicho que quiere ver una mejora sustancial en el panorama de empleo antes de sacar el pie del acelerador.

La mayoría de los expertos observa que la economía estadounidense aún es afectada por una serie de alzas impositivas, además de un débil gasto de las familias y empresas, que siguen tratando de reducir sus deudas.