Economía

Así le fue al peso, el empleo y la inflación en 2020

Con el año anterior ya en los libros de historia, hacemos un repaso de los efectos que tuvo la pandemia de COVID-19 en la economía de México.

El 2020 será recordado como un año dominado por la pandemia de COVID-19 y los efectos en la salud y economía mundial.

En el caso de México, la crisis económica ha significado el cierre de muchos negocios y la pérdida de miles de empleos, tanto formales como informales.

Con ese año ya formando parte de los libros de historia -y el inicio de uno que apunta a cosas mejores con la posible llegada de más vacunas-, hacemos un recuento del comportamiento de la economía de México.


Inflación

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) pasó gran parte del año dentro de lo que el Banco de México considera su rango objetivo (3 por ciento, +/- un punto porcentual).

De hecho, durante abril, la inflación registró su nivel más bajo desde 2015, en parte por los efectos de la pandemia que redujeron de manera considerable los precios de las gasolinas en todo el país.

Ese escenario cambió entre el tercer y cuarto trimestre del año, cuando el índice se colocó por arriba de 4 por ciento durante agosto, septiembre y octubre, un comportamiento que llevó al Banxico a pausar su ciclo de recortes a la tasa de interés.

El último dato disponible del año, que corresponde a noviembre, señala que el índice se ubica en 3.3 por ciento.


El año de la pesadilla para el empleo

El año pasado fue, en resumen, un año catastrófico para el empleo en todo el mundo y México no fue la excepción.

Después de que en enero y febrero se reportaron las peores cifras de generación de puestos formales desde 2015 y 2013, respectivamente, marzo fue el mes en el que la pandemia y sus efectos se dejaron sentir en este indicador.

En el mes que marcó el inicio de la Jornada Nacional de Sana Distancia, se perdieron 198 mil 33 puestos, una cifra que sería casi triplicada en abril, cuando la pandemia provocó la eliminación de 555 mil 247 puestos de trabajo.

Sin embargo, agosto fue el mes que representó un cambio en la inercia tras el reporte de la creación de 92 mil 390 empleos formales. Desde ese entonces, las cifras reportadas por el IMSS han superado a las del mes previo, llegando incluso a un récord en octubre, cuando se crearon 200 mil 641 empleos formales.

En noviembre se 'rescataron' 148 mil 719 puestos de trabajo, con lo que la recuperación de empleos sumó un total de 555 mil 600 plazas.

Y al PIB no le fue mejor

Los efectos del confinamiento por la pandemia hicieron estragos en la economía de México, que ya venía con una tendencia a la baja después de contraerse 0.1 por ciento en 2019, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En el primer trimestre de este año, el Producto Interno Bruto se contrajo 1.2 por ciento con respecto al trimestre previo, al que luego seguiría una caída histórica de 17 por ciento en el periodo abril-junio en el que se implementó la mayoría del cierre de negocios y actividades no esenciales.

Ya con la reapertura de distintos sectores, la economía nacional tuvo un rebote de 12.1 en el tercer trimestre en comparación con el anterior.

¿Cómo se perfila el cuarto trimestre? Si se toma como referencia el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), una especie de 'PIB mensual', la recuperación económica presentará una desaceleración. El dato de octubre señala un avance de 1.6 por ciento, debajo del 5.8 por ciento que se observó en julio.

La ‘montaña rusa’ del peso

Hace ya casi un año, la moneda nacional cotizaba en 18.85 unidades por dólar, aunque pronto dejaría ese nivel gracias a la 'guerra' en los precios del petróleo que se desató al interior de la OPEP+

De hecho, en marzo el peso llegó a tocar lo que ha sido su máximo cierre en lo que va de 2020: 25.13 unidades.

Desde entonces, el peso 'fortachón' (como suele decir el presidente López Obrador) se ha ido apreciando paulatinamente hasta cerrar el 31 de diciembre por debajo de las 20 unidades.

Las bolsas también sintieron la ‘sacudida’ de la pandemia

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) cerró 2020 con un avance con respecto al año anterior, pero llegar a eso implicó un camino más que turbulento para la Bolsa mexicana.

Al igual que sus pares en EU, la Bolsa Mexicana de Valores experimentó un paro de emergencia en marzo después de caer más de 9 por ciento, un desplome que sucedió a otras caídas importantes generadas por la incertidumbre en el mercado petrolero.

Después de iniciar el año por arriba de los 44 mil puntos, el IPC llegaría a un mínimo de 32 mil 964 unidades a finales de marzo.

A partir de ese punto, el índice empezó un camino ascendente que incluyó el episodio de la suspensión de operaciones por una falla técnica en octubre.

Para noviembre, el IPC superó la barrera de los 42 mil puntos y en diciembre rebasó las 44 mil unidades gracias a una temporada de 'rally navideño'.

Con información de Zenyazen Flores, Cristian Téllez y Rubén Rivera*