Así es el presente de la economía venezolana
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Así es el presente de la economía venezolana

COMPARTIR

···
menu-trigger

Así es el presente de la economía venezolana

bulletSi bien el Gobierno de Venezuela no publica datos oficiales desde 2015, datos de Bloomberg revelan que la crisis del país.

Rubén Rivera
24/01/2019
Actualización 25/01/2019 - 7:31
Manifestantes frente a la embajada de Venezuela en la Ciudad de México
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Contar con cifras oficiales que expliquen la razón de la crisis económica en Venezuela es complicado debido a que el Gobierno del país sudamericano dejó de publicar los datos de algunos indicadores económicos fundamentales desde 2015.

Datos del PIB, la inflación, la balanza fiscal y el desempleo son indicadores que son difíciles de conocer con exactitud ante la ausencia de información por parte de las autoridades venezolanas.

Sin embargo, datos privados compilados por Bloomberg revelan la situación económica del país.

El último dato oficial sobre el crecimiento interno de Venezuela señaló que este se contrajo 4 por ciento en 2014. Los registros para 2017 y 2018, recopilados por Bloomberg, muestran caídas de 12 y 18 por ciento respectivamente y los pronósticos estiman que este índice caiga 5 por ciento más.

La última vez que la economía venezolana había presentado una contracción parecida fue entre 1977 y 1988, cuando dicho índice cayó 24 puntos porcentuales, situación que se repitió entre 1997 y 2003.

Entre los problemas que el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) contemplan para la economía venezolana en 2019 están los riesgos geopolíticos y la crisis política que afectan las estimaciones de crecimiento de la nación.

“La economía venezolana se contraerá por quinto año consecutivo impulsada por la caída de la producción del petróleo y la inestabilidad política y social”, se lee en el documento Desafíos para el crecimiento constante del BM.

En lo que respecta al aumento de los precios en el país, los datos reflejan una hiperinflación que aumenta mes con mes, en más de 80 por ciento en algunos casos.

Además, de 2012 a 2013, la inflación aumentó en casi 20 puntos porcentuales, un año después en 16 puntos y de 2014 a 2015 en casi un 50 por ciento, de acuerdo con el último registro oficial.

Según los datos privados, en 2017 la inflación rondó poco más del 600 por ciento y durante 2018 llegó a 1.37 millones por ciento.

El pronóstico del FMI para 2019 es que los precios aumenten hasta en 10 millones por ciento, un dato sin precedentes a nivel mundial.

El exceso y emisión artificial de la masa monetaria por medio de aumentos periódicos al salario mínimo, un mercado interno débil y políticas públicas que distorsionan la economía a través de subsidios por cualquier motivo, son algunas de las causas que tienen a los venezolanos viviendo en una hiperinflación desmedida.

Los indicadores de desempleo son otros datos que reflejan preocupación; después de los niveles oficiales de desempleo que rondaban el 7 por ciento, la tasa de desempleo se disparó en los últimos dos años a niveles de 26.4 por ciento en 2017, y de 34.3 por ciento en 2018.