Arco planea incursionar en el centro del país
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Arco planea incursionar en el centro del país

COMPARTIR

···

Arco planea incursionar en el centro del país

La compañía estadounidense busca vender gasolina en esta zona del país, para lo cual, transportaría el combustible vía marítima, ya que no se lo compra a Pemex.

Diana Nava / Enviada
10/06/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

BOCA DEL RÍO, Veracruz.- Arco, una de las primeras compañías en importar gasolina a México, tiene planes para comenzar a vender su combustible en la zona centro del país.

“Estamos evaluando la manera de venir vía marítima al Golfo, aquí a Veracruz o algunas zona de aquí para expandirnos en esta zona. No están anunciados, pero tenemos varios proyectos ya bastante cerca de ser realidad”, dijo Leonardo Girón, director de marketing de Marathon Petroleum, la compañía dueña de la marca Arco.

La gasolina llegaría vía el Golfo de México de dos de las refinerías de la estadounidense: las ubicadas en Houston y Luisiana. No obstante, Girón no detalló cuáles son los proyectos ni en qué tiempo podrían verse materializados.

A diferencia de otras marcas de venta de combustible, la compañía estadounidense no compra gasolina a Pemex, sino que los energéticos que vende en sus estaciones provienen de sus refinerías en Estados Unidos.

Por esta razón, Arco sólo posee estaciones en la región noroeste del país. Comenzar a importar el combustible a la zona centro del país permitiría a la compañía sumar presencia en otros estados en donde por ahora no vende el combustible. La meta de Arco es culminar este año con 200 estaciones y en dos años lograr 400 ubicaciones.

Este último número aún quedaría muy por debajo del número de estaciones que tienen en Estados Unidos, donde suman un total de 12 mil.

La empresa estadounidense tiene dos proyectos de infraestructura en fase de desarrollo que estarán concluidos a finales del 2020, dijo Girón.

Se trata de una terminal en Rosarito, Baja California, y otra más en Topolobampo, Sinaloa. Esta última en asociación con la compañía mexicana IEnova.

En total tendrán una capacidad para almacenar un millón 660 mil barriles y representan una inversión de 300 millones de dólares.

Uno de los motivos por los que la marca aún no tiene presencia en el centro del país es la falta de infraestructura, reveló el directivo.

“Si tuviera mejores alternativas de logística, sin duda, lo haría”, dijo.