Alertan por alcance de más ciberataques
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Alertan por alcance de más ciberataques

COMPARTIR

···

Alertan por alcance de más ciberataques

Un laboratorio de investigación dijo que el mismo ransomware detectado en las dos instituciones financieras fue detectado desde la semana pasada en otros países.

Jeanette Leyva
14/02/2019
Hackers
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El descubrimiento en dos instituciones financieras de un software tipo “ransomware” no sólo hizo que el sector financiero se instalara en alerta preventiva, sino que de acuerdo con algunos participantes de la industria las autoridades les han pedido que estén atentos ya que no descartan que podría ser un distractor para llevar a cabo un ataque cibernético mayor.

Hasta ahora, la Afore Invercap y CIBanco han reconocido la detección del malware en equipos de sus empleados, sin que ello haya significado la sustracción de información o recursos de sus clientes o de la misma institución, pero continúan operando bajo los protocolos de seguridad establecidos el año pasado.

A un día de haber informado la detección del virus en una de sus máquinas, CIBanco continúa sin dar servicio a sus clientes y desconectado de la plataforma del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancario (SPEI) que opera el Banco de México.

En redes sociales, el banco comunicó que será por esas vías cuando informe el restablecimiento de sus servicios de banca en línea, e incluso clientes se quejan de que no pueden comunicarse vía telefónica, ya que por protocolo también están desconectados, hasta que se identifique y elimine el problema.

Andrés Velázquez, presidente y fundador de MaTTica, laboratorio de investigación de delitos informáticos en América Latina, explicó que el mismo ransomware detectado en las dos instituciones financieras fue detectado desde la semana pasada en otros países.

El especialistas detalló que se está viendo un incremento en ataques de ransomware, casi el doble de lo del año pasado y que logran entrar a la organización por correos electrónicos que requieren descargar un archivo adjunto, pero que no es un distractor sino un “secuestro” de la información y generalmente piden rescate como ha sucedido en los otros casos.