Afores invierten más de la mitad de sus recursos en deuda del Gobierno
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Afores invierten más de la mitad de sus recursos en deuda del Gobierno

COMPARTIR

···
menu-trigger

Afores invierten más de la mitad de sus recursos en deuda del Gobierno

bulletExpertos estiman que los fondos de pensiones continuarán mostrando una mayor preferencia por activos más defensivos, en un contexto de menor crecimiento económico y mayor estímulo monetario en el mundo.

Clara Zepeda
04/12/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Ante la rentabilidad y seguridad que ofrece la deuda del gobierno federal, las administradoras de fondos para el retiro (Afores) tienen más de la mitad de sus recursos invertidos en esos instrumentos ‘seguros’.

De acuerdo con el informe trimestral correspondiente al periodo julio-septiembre que envió la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) al Congreso, las diez Afores que operan en México tienen más de la mitad de sus recursos invertidos en bonos del gobierno federal, porcentaje no visto desde el 2012, cuando tenían un 57 por ciento al cierre del periodo julio-septiembre de ese año.

Alejandro Padilla, director de Estrategia de Renta Fija de Banorte-Ixe, indicó que la distribución de las inversiones de las Afores siguió incrementándose en papel gubernamental.

“La participación en deuda gubernamental se ubicó en 54.7 por ciento, registrando un máximo desde noviembre de 2012. Así, las Afores continúan manteniendo una fuerte exposición en instrumentos de renta fija. Consideramos que los fondos de pensiones continuarán mostrando una mayor preferencia por activos más defensivos, en un contexto de menor crecimiento económico y mayor estímulo monetario en el mundo”, detalló el especialista.

En tanto, las administradoras han reducido su inversión en renta variable, tanto internacional como nacional, siendo ésta la más castigada por estos portafolios, al ubicarse en 17.5 por ciento en el tercer trimestre del año, cuando en 2012 se ubicaba en 20.7 por ciento.