Economía

Fondos de pensiones ya vieron en marzo la parte más impactante por efectos de COVID-19: Afores

Directores de inversiones de Afores prevén episodios de volatilidad más moderados que permitirán esquivar minusvalías.

Las inversiones de los fondos de ahorro para el retiro ya vivieron la parte más negativa e impactante de los efectos de la pandemia COVID-19 en los mercados financieros en marzo, por lo que directores de inversiones de Afores, prevén episodios de volatilidad más moderados que permitirán esquivar minusvalías.

"Seguramente volveremos a tener algunos episodios de volatilidad en los próximos días o meses, debido a que estamos viviendo tiempos inciertos, pero hay varios factores que hay que tomar en cuenta y tenemos que hacernos expertos de cosas que antes no lo éramos", afirmó Antonio Sibaja Luna, director de inversiones de Afore Profuturo.

"Habrá éxitos y fracasos en el camino para encontrar una vacuna o reanimar las economías, que seguramente el mercado va ir ponderando y va a ir poniendo precios, pero la parte más negativa e impactante ya la vimos en marzo, al menos en mercados financieros, podrá haber alguno otro y cómo lo vamos a enfrentar con construcción de portafolio", explicó.

Luego de las minusvalías en febrero y marzo, superiores a 182 mil millones de pesos, provocadas por las pérdidas en los mercados financieros, las Afores retornaron a los saldos positivos, a favor de los ahorradores del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), ya que hilaron dos meses consecutivos con plusvalías, abril y mayo, por 144 mil 447 millones y 103 mil millones de pesos, respectivamente que, en conjunto, superaron los 247 mil millones.

Durante la videoconferencia: 'Tus inversiones te benefician a ti, a México y al planeta', organizada por la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), el especialista de Profuturo sostuvo que ahora las inversiones de los fondos de ahorro para el retiro deben de ver hacia el largo plazo, sino también estar preparados con liquidez suficiente en el corto plazo e instrumentos que preserven su valor.

Cuando los mercados financieros registran fuertes ajustes a la baja, principalmente accionarios, los fondos de pensiones registran minusvalías, derivado de un temor de inversionistas por una crisis que se avecina.

"Gracias al horizonte de inversión que se tiene, los ahorradores no necesitan retirar el dinero, no tiene presión para vender posiciones y puede seguir para recuperar su inversión", precisaron.

Incrementar la pensión

"Es un excelente momento para hacer aportaciones voluntarias porque estaríamos participando o adquiriendo instrumentos financieros, llamémosle, baratos, con lo cual nuestro momento de entrada se vuelve atractivo para el largo plazo. Es una excelente forma de invertir y es una forma inteligente de incrementar la pensión y en el largo plazo se va a ver reflejado al final de la vida laboral", afirmó Francisco Martínez, director de inversiones de Afore Coppel.

Comentaron, por ejemplo, la inversión en el Tren Maya o en cualquier proyecto que tenga mérito será analizada de manera detallada y profunda y, si después de todo ese proceso se determina que puede ser adecuado y si el órgano de gobierno lo determinan, será una opción de inversión.

Y es que, aunque las Afores no perdieron su inversión en el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México en Texcoco, "fue una buena inversión porque al cancelar el Gobierno federal el aeropuerto tuvo que cumplir con el compromiso de liquidar la emisión de deuda que estaba en manos de los inversionistas y se liquidó de manera íntegra", explicó Sibaja.

Añadió que se pagó lo que se había invertido y, adicionalmente, hubo un pago de intereses que representó un poco más de 10 por ciento en términos reales y fue muy superior a la rentabilidad de renta fija que hubieran tenido las Afores, y no se tuvo pérdida por invertir en el aeropuerto.

Por su parte, Sergio Méndez, director de inversiones de Afore XXI Banorte, destacó que las inversiones en sustentabilidad van a tomar un relevancia en la manera que los proyectos se comprometan con la permanencia de los proyectos y la rentabilidad porque no están dañando el ambiente y están anteponiendo cuestiones sociales también.