Economía

Economía mexicana sufre una ‘recaída’ y frena recuperación

El Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE), del Inegi, mostró una caída de 1.29% en diciembre de 2020, lo que representa la primera cifra negativa desde junio de ese año.

La economía mexicana registró en diciembre pasado una recaída, después de seis meses de recuperación, ante el cierre de actividades productivas para contener el repunte en los contagios de COVID-19, que además propiciará un débil desempeño en los primeros meses de 2021, de acuerdo con analistas.

El Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) apunta a una caída de 1.29 por ciento en el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) en el último mes del año anterior, que representa la primera cifra negativa desde junio.

Este resultado deriva de una caída mensual de 2.1 por ciento en la actividad industrial y de 1.4 por ciento en los servicios durante diciembre pasado, de acuerdo con datos del Inegi.

Para Ernesto O'Farrill, presidente de Grupo Bursamétrica, el retroceso de la actividad económica tiene que ver "con el cierre de actividades durante la segunda mitad de diciembre, cuando varias ciudades entraron en semáforo rojo.

"Es probable que la tendencia que ya traíamos nos hubiera dado una caída del 3 por ciento anual, es decir, podemos atribuir 2 puntos a esta caída por las medidas de confinamiento", estimó.

Agregó que el semáforo rojo continuará durante los primeros meses del año y la recuperación dependerá del sector externo.

"Un tema muy importante es Estados Unidos, con medidas más severas puede frenar la actividad económica estadounidense y esto afectará a la economía mexicana. Nosotros dependemos del dinamismo de la manufactura americana", detalló.


Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina, de Credit Suisse, anotó en su cuenta de Twitter que los indicadores oportunos de la actividad económica para noviembre y diciembre publicados por el Inegi, apuntan a una caída del PIB real de entre 8.4 y 8.7 por ciento en 2020.

Lento arranque en 2021

Además del cierre de año negativo, los analistas prevén un lento inicio de 2021 en materia económica, ante la permanencia del semáforo rojo, lo que tendrá un efecto sobre la actividad productiva.

"Este indicador (el IOAE) muestra que la recuperación de la reapertura económica llegó a su fin, después de un reconfinamiento desordenado del país y que con el cierre de las entidades que tienen una mayor participación en la evolución del Producto Interno Bruto (PIB) afectaron la actividad", dijo Raymundo Tenorio, catedrático del Tec de Monterrey.

Señaló que los resultados hacia los primeros meses serán muy desalentadores, "el comportamiento será muy anémico, es decir, no solamente se apagó el motor del consumo privado, sino también el de la inversión fija bruta, y el potencial de crecimiento no podrá estar por arriba del 3 por ciento".

Alejandro Saldaña, subdirector de análisis económico de Ve por Más, indicó que el recrudecimiento de la pandemia ocasionó que en algunas entidades se endurecieran las medidas para contener los contagios, lo que pesó significativamente en las actividades que son más sensibles a los confinamientos y medidas sanitarias.

Señaló que la tendencia negativa se mantendrá y se acentuará en enero ya que más entidades han entrado al semáforo rojo. "Por el contrario, es positivo el despliegue de las vacunas en el país y el resto del mundo, pero será hasta el tercer trimestre cuando se podrá ver una reapertura más clara y esto ayudará a que los servicios puedan mejorar", expuso Saldaña.

"En diciembre el número de infectados, fallecimientos, así como medidas de distanciamientos social más estrictas en algunos de los estados definitivamente pudieron ocasionar esa caída", mencionó Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base.

La experta señaló que las medidas para contener el virus "se extendieron hasta enero del 2021 y se espera una situación económica desfavorable, e inclusive, para el primer trimestre del año podría registrarse una caída".

"Si bien el estimado de noviembre mejoró relativo al preliminar, para diciembre se anticipa una contracción por primera vez desde que inició la recuperación en junio pasado", mencionaron analistas de Banorte.

Añadieron que la caída de diciembre "sería consistente con un efecto de base cada vez más complicado; peores condiciones epidemiológicas, con la Ciudad de México y Estado de México revirtiendo a rojo en el indicador de semáforo, afectando más a los servicios".

Va año y medio de caída anual

En su comparación anual, el instituto estimó que la actividad económica cayó 5.44 por ciento en diciembre, más que el 4.3 por ciento de noviembre, y con ello el IOAE acumuló 18 meses en terreno negativo.

Por grandes sectores, para las actividades secundarias se calcula una caída anual de 4.9 por ciento en diciembre, mientras que para el sector terciario la variación anual estimada sería de 6.6 por ciento, señaló el instituto.

El Inegi añadió que el IOAE se genera a partir de un modelo estadístico de nowcasting, o estimación del momento actual, que permite mejorar la oportunidad con la que se da a conocer la información referida a variables macroeconómicas clave de periodos de referencia en el pasado inmediato.

En un comunicado informó que el IOAE no reemplaza los datos del IGAE, sino que complementa la información oficial.

Los resultados de este nuevo indicador se presentarán una semana antes de que se den a conocer las cifras del IGAE del mes en cuestión.

Además, el IGAE y sus componentes se dan a conocer aproximadamente ocho semanas después de terminado el mes de referencia, el IOAE presentará sus estimaciones apenas tres semanas después del cierre del mes, adelantándose en cinco semanas a la salida de los datos oficiales.