5 indicadores que apuntan a una menor desaceleración en México
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

5 indicadores que apuntan a una menor desaceleración en México

COMPARTIR

···

5 indicadores que apuntan a una menor desaceleración en México

Indicadores como el PIB, la tasa de desempleo y los niveles de desempleo han mejorado en el primer trimestre del año, de acuerdo con datos recopilados por el Inegi, el IGAE y analistas.

Héctor Usla
10/04/2019
indicadores
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los signos de desaceleración que empañaron al último trimestre de 2018 y el comportamiento de diversos indicadores económicos de los primeros meses de 2019 apuntan a un año lleno de incertidumbre, pero también de sorpresas.

Algunos datos oportunos revelados por el Inegi indican que el diagnóstico negativo para la economía mexicana podría ser menos pesimista de lo que espera el mercado. Al menos cinco indicadores reportaron cifras alentadoras en el primer trimestre de 2019.

El Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) y la Inversión Fija Bruta han sorprendido al mercado en el inicio de este año.

El IGAE, una especie de PIB mensual registró 0.2 por ciento a tasa mensual durante enero, tras una caída de 0.4 por ciento en diciembre.

Analistas de Citibanamex resaltaron que lo más importante de este resultado es que se frenaron los temores generalizados de una caída drástica en enero, producto de eventos extraordinarios como la crisis de abasto de gasolina y el bloqueo de líneas ferroviarias en Michoacán.

Los niveles de inversión del país mostraron una recuperación ‘inesperada’ durante enero. A tasa mensual crecieron 8 por ciento, lo que representó su mejor inicio de año desde que el Inegi tiene registros disponibles.

“Consideramos que la incertidumbre sobre la aprobación del T-MEC podría frenar el avance de la inversión, sin embargo, el Plan Nacional de Desarrollo que presente el presidente López Obrador podría dar una mejor perspectiva al sector”, señalaron.

La tasa de desempleo es otro indicador que también reflejó síntomas positivos, ya que se ubicó en 3.3 por ciento durante febrero.

Juan Carlos Alderete, economista de Banorte, considera que estas cifras son favorables para el consumo, sobre todo al considerar también el incremento al salario mínimo y el desempeño mejor a lo esperado de la inflación, lo cual brinda apoyo a los salarios reales.

De acuerdo con los analistas, los otros dos indicadores que podrían dar ‘la sorpresa’, con un mejor desempeño son la actividad industrial y la balanza comercial.

Joan Domene, analista de Grupo Financiero Invex, dijo que el firme consumo en Estados Unidos podría beneficiar a la actividad industrial y a las exportaciones mexicanas en el primer semestre, por lo que la actividad manufacturera podría mantener su dinamismo.