Economía

Banxico copiará a la Fed aumentos a tasa de interés hasta 2023, prevén analistas

El consenso espera que la autoridad monetaria eleve hoy 75 puntos base la tasa de interés objetivo, alza similar a la de la Fed.

El Banco de México (Banxico) igualará los incrementos en la tasa de interés de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos en lo que resta del año, para desligarse en 2023, estimaron analistas.

Esto, para mantener el mismo diferencial de tasas, por lo que el consenso espera que la autoridad monetaria eleve hoy 75 puntos base la tasa de interés objetivo, alza similar a la de la Fed la semana pasada y sería el primer ajuste de esta magnitud desde que hay registros.

De concretarse este ajuste, se esperarían en el resto del año alzas de 175 puntos, para ubicar la tasa objetivo en 9.5 por ciento, un nivel histórico, acorde con la expectativa de un aumento similar en la tasa de la Fed en el periodo, hasta alcanzar un rango de 3.25 a 3.5 por ciento.

“Existe un amplio consenso de que Banxico igualará las alzas esperadas por la Reserva Federal (Fed) hasta diciembre, llevando la tasa de política a 9.50 por ciento para fin de año”, indicaron analistas de BBVA.

Agregaron que el amplio diferencial de tasas de interés frente a los Fondos Federales, la desaceleración económica y una tasa de inflación a la baja, permitirán al Banxico desvincularse de la Fed el próximo año e iniciar un ciclo de flexibilización gradual en el último trimestre.

“Es posible que la Junta no se sienta cómoda desvinculándose de la Fed en medio de una gran incertidumbre, la volatilidad reciente y la necesidad de impulsar un ajuste ordenado en los mercados”, indicaron analistas de Barclays. Así, estiman un ajuste de 75 puntos en la reunión de hoy, 50 puntos en julio y agosto, y después ajustes de 25 puntos hasta llegar a 9.5 por ciento.

“Para mantener la competitividad en términos de tasas, Banxico tendría que seguir subiendo la tasa cuando lo haga la Fed. Lo que menos se requiere es agregar un elemento adicional de posible presión a la inflación, a través de un traspaso del tipo de cambio a los precios”, señalaron analistas de CI Banco.


Jacobo Rodríguez, director de análisis financiero de Black Wallstreet Capital, estimó que habrá nuevamente un ajuste en los pronósticos de inflación. “Lo importante del comunicado será la actualizan de sus expectativas económicas, debido a que la inflación se ha venido acelerando y no ha permitido al organismo hacer revisiones a la baja, al contrario, todas las revisiones han sido a la alza”.

No descartan sorpresas

Especialistas no descartan la sorpresa de un aumento en la tasa de 100 puntos base, si es que el dato de inflación en la primera quincena de junio resulta peor de lo esperado.

“Banxico por lo menos aumentará la tasa de interés en la misma proporción que la Fed; el mercado ya descontó los 75 puntos que se tenía previsto, pero hay cierta especulación sobre si se puede aumentar más la tasa en comparación con lo que hizo la Fed, ya que la inflación en la quincena de junio puede salir por encima de lo previsto”, dijo Jorge Gordillo Arias, director de análisis económico en Ci Banco.

“El mercado ya consideró un aumento de 75 puntos base, pero no sé descarta que pueda ser un incremento de 100 puntos base. También podríamos esperar un cambio en las expectativas de inflación y un tono más restrictivo en el comunicado”, explicó Gabriela Siller, directora de análisis económico de banco Base.

Impacto en la economía

José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), aseveró que uno de los puntos a tratar en la Junta de Gobierno de Banxico será la posible desaceleración de la economía mexicana.

Dijo que los integrantes tendrán un diálogo muy intenso sobre las consecuencias económicas que atraviesa el país y como la política monetaria puede ser un factor de riesgo para el crecimiento.

Analistas de BBVA señalaron que los ajustes de Banxico resultarán en fuertes vientos en contra para la actividad económica, algo que, considerando el horizonte temporal en el que opera la política monetaria, se hará evidente el próximo año.