Economía

Descartan apagones en Nuevo León por salida de Iberdrola

El economista Rodrigo Benedith aseguró que la CFE cuenta con la capacidad para cubrir lo dejado de producir por la planta Dulces Nombres.

Aunque Iberdrola se encuentra en un periodo de incertidumbre ya que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) no le ha renovado su contrato de interconexión legado para la planta Dulces Nombres, ubicada en Pesquería, Nuevo León; el economista Rodrigo Benedith descarta que haya riesgos de apagones en esta entidad.

El especialista energético aseguró que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cuenta con la capacidad instalada y disponible para cubrir lo que dejará de aportar esta planta de Iberdrola.

“Esa central de Iberdrola tiene capacidad de generación poco menor a mil megawatts. Justo enfrente de esta, se encuentra la Central Ciclo Combinado Huinalá de la CFE, con una capacidad de generación mayor mil MW”, detalló el especialista.

Puntualizó que la demanda eléctrica en esta temporada en la toda la región noreste es de aproximadamente entre 35 y 45 por ciento y, aunque podría elevarse en verano, hay otras centrales de la CFE que sin problemas podrían atender un crecimiento en la demanda.

“Además de la central de Huinalá, la CFE tiene plantas en Coahuila, Tamaulipas, Durango, Chihuahua, etcétera, algunas que están produciendo solo 800 MW/hr pero tienen capacidad de 2 mil 800 MW”, indicó.

Otro factor importante, a decir del economista, es que de los mil megawatts que generaba la planta de Iberdrola, solo 450 megawatts se le vendían a la CFE, mientras que los otros 550 megawatts se les vendían a empresas privadas.

“Soriana, Kimberly Clark y esas compañías que compraban energía a la central de Iberdrola, ahora tendrán la posibilidad de comprarle energía a CFE, que puede cubrir esa demanda. Se pueden ir acostumbrando a lo que ocurrirá cuando se apruebe la Reforma Eléctrica”, aclaró.