Economía

Banco del Bienestar anda ‘estrenando’ sucursales, pero su cartera vencida crece cada vez más

La situación obligó al banco promovido por el Gobierno a dejar de otorgar préstamos, explicó Jorge Sánchez, director general de Fundef.

A la par de la apertura de nuevas sucursales del Banco Bienestar, la cartera vencida del banco mantiene una tendencia de deterioro desde el año pasado.

En junio del año pasado tenía una cartera vencida de 237 millones de pesos, y en junio de este año llegó a 531 millones de pesos, un incremento de 124 por ciento con respecto al año pasado.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la cartera vencida del Banco del Bienestar ha ido en incremento desde el año pasado: en diciembre del 2020 cerró con 516 millones de pesos; en mayo ascendió a 530 millones de pesos, y en junio en 531 millones de pesos.

Esto ha significado que el índice de morosidad de la cartera total haya pasado de 7.57 por ciento a 19.93 por ciento, un incremento de 12.36 puntos porcentuales en un año.

El índice de morosidad de la cartera de entidades financieras se ubicó en 15.09 por ciento, cuando el año pasado fue de sólo 2.70 por ciento, nivel acorde a los indicadores de la industria financiera privada.

Para Jorge Sánchez, director general de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef), la cartera vencida tiene un papel importante en la salud financiera de cualquier empresa.

“En este caso, el aumento de la cartera del Banco del Bienestar se puede deber a la crisis por la pandemia porque algunos de sus clientes no han podido pagar los créditos vigentes. Esta situación de aumento en la cartera vencida ha obligado al Banco del Bienestar a no otorgar créditos, pero aun así los actuales créditos que tienen están cayendo en incumplimiento. Entonces si no dan crédito, ¿cuál es su función? Además da la impresión que no hay llevado una política de riesgos adecuada para el otorgamiento del crédito”, profundizó.

Sánchez Tello recordó que desde antes de la pandemia ya se registraban problemas con el índice de morosidad en la banca de desarrollo, y la tendencia ha ido en aumento.

“Es una consecuencia de que tal vez no este bien administrado el Banco del Bienestar y reflejo de que no necesariamente el Estado es buen administrador, ya que el crédito se tiene que otorgar de forma responsable y con un buen análisis de riesgos”, consideró.

En estas semanas, el presidente Andrés Manuel López Obrador inauguró en la Ciudad de México la primera sucursal del Banco del Bienestar de las más de 2 mil 700 que tienen proyectado construir durante su gestión.

Las obras corren a cargo de ingenieros militares y para los primeros mil 350 sucursales se destinó un presupuesto de 5 mil millones de pesos el año pasado, en la Ciudad de México se tienen planeadas 64 sucursales.

Diana Álvarez Maury, directora general del Banco del Bienestar explicó que al cierre de febrero van 433 sucursales construidas en el territorio mexicano.