Economía

Distribuidores de gas LP afirman que tope a precios ahorca sus ingresos

Además se quejan de que deben lidiar con grupos que establecen zonas de reparto e intimidan a quienes ingresan a ellas.

El señor Tolentino lleva más de dos décadas dedicándose a vender gas LP a domicilio, sin embargo, esta es la primera vez que considera que sus ingresos podrían bajar drásticamente debido a la regulación de precios que estableció la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

“Esta medida de establecer precios máximos es buena para los clientes, pero no para los distribuidores, ya que trabajamos por comisión. Los precios bajaron tan fuerte que prácticamente una parte de nuestro salario se evaporó”, dijo.

Señaló que la empresa para la que trabaja le ofrece un sueldo base, pero es bajo por lo que la verdadera ganancia del negocio consiste en vender para ganarse una comisión.


“Actualmente se fijó el precio máximo de gas LP en todas las alcaldías de la Ciudad de México en 11.52 pesos por litro, la empresa con la que adquiero el gas me vende el producto en 11 pesos, así que esta semana mi comisión se redujo a 50 centavos por litro, cuando antes era de dos o tres pesos. Nos dieron el bajón”, explicó.

La semana previa a la medida, el precio por litro de gas LP se cotizaba 15.39 pesos en la Ciudad de México, lo que significó que en tan solo una semana se redujeron los precios en 25 por ciento, ya que el precio máximo establecido por la CRE en la capital del país es de 11.52 pesos.

Una distribuidora consultada por El Financiero, que prefirió no ser mencionada, señaló que sus trabajadores no resistirán los seis meses que durará la regulación, por lo que sindicatos ya se movilizan para que el gobierno no los siga afectando.

“Ahora con esto de los precios nos vienen a perjudicar más, de por sí, es muy complicado vender producto porque hay mafias que establecen zonas de reparto e intimidan a distribuidores que pretenden vender en sitios que, según ellos, no les corresponden. Seguido nos reportan riñas y robos”, aseguró la distribuidora ubicada en la capital del país.

La empresa sonorense Blue Propane interpuso este martes ante la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) una denuncia por prácticas monopólicas en el mercado del gas LP en Baja California.

En la denuncia se indica que los grupos empresariales Zeta Gas y Grupo Tomza (propiedad de la familia Zaragoza) operan una red de estrategias jurídicas, mediáticas y políticas que buscan establecer barreras a la competencia y la libre concurrencia.

La gasera agregó que actualmente ninguna compañía del sector puede instalarse en la ciudad, porque los reglamentos locales simplemente hacen que el proceso sea imposible. Se estima que el 63 por ciento de los permisos para vender gas en Baja California están vinculados con algún integrante de la familia Zaragoza.

“Desde hace más de cinco años comenzamos con el proceso jurídico para establecernos en Tijuana. Tenemos los permisos y declaratorias favorables de impacto ambiental y toda la documentación en regla para poder ser una opción diferente en el mercado del gas LP en Tijuana, pero curiosamente en esta ciudad los reglamentos municipales se han adecuado para generar proteccionismo a las empresas de la familia Zaragoza”, denunció Blue Propane.

Este martes, el Gremio Gasero Nacional exhortó a todas las agrupaciones de la Ciudad de México y Estado de México a no salir a laborar debido a que no se cuenta con las condiciones operativas necesarias tras la fijación de precios máximos en la directriz de emergencia publicada por la Secretaría de Energía.